Andrés Sardá inaugura el verano en Ibiza

La directora creativa de Andrés Sardá habla de su más reciente aventura: la tienda “pop up”.

Núria Sardá se ha desayunado con un café americano en el Puerto Marina de Ibiza. Con el mar y la ciudad de fondo, la directora creativa de Andrés Sardá habla de su más reciente aventura: la tienda “pop up” que han abierto allí mismo, a unos pasos del mítico restaurante Lío. El local temporal estará abierto hasta septiembre y ofrece la más reciente colección de su firma, así como algunas prendas hechas en exclusiva para la ocasión.

“Hemos recuperado algunas piezas de desfiles de otros años porque pensamos que pueden funcionar muy bien en Ibiza, además, hemos diseñado otras especialmente para la ocasión”, afirma Núria, aunque también admite que se trata de decisiones tomadas gracias a la intuición, pues nunca han tenido punto de venta en la isla.

Sin embargo, tras el éxito de su desfile en la pasada edición de la Mercedes-Benz Fashion Weekend Ibiza decidieron que valía la pena apostar por ella “Tuvimos muy buena conexión con la isla y con la gente de aquí. Hemos podido conocer su potencial y creemos que es el lugar perfecto para nuestra primera ‘pop up’, entre otras cosas, por el público tan internacional que tendrá acceso a ella”, asegura la diseñadora.

De hecho, ya la firma exporta en torno al setenta por ciento de su producción y, aunque solo tiene tiendas propias en Madrid y Barcelona, está presente en tiendas de alta gama del resto de Europa, Estados Unidos y, más recientemente, China y Japón. Además, su plataforma de e-commerce es muy potente y ofrece envíos a una gran cantidad de países, por lo que el público internacional es una de las prioridades de la marca.

Efectivamente, mientras miramos la colección varios clientes extranjeros entran, eligen algunas prendas y salen equipados para el verano. Y es que la “pop up” ofrece los bañadores y la ropa íntima de Sardá, pero también todos los complementos para unos días de sol: gafas Komono, bolsos de mano y sombreros de paja de la firma francesa Nach Bijoux, joyas de la también francesa Anne Thomas o vestidos de algodón de estilo bohemio de la diseñadora alemana Nicole Mohrmann. Todos a la venta exclusivamente en la tienda de Sardá de la Marina.

Entre las piezas especiales que la diseñadora ha elegido para este punto de venta se encuentran, por ejemplo, un vestido negro de encaje con cola y escote en pico, o un mono transparente con detalles en cristales de Swarovsky que en su momento fue parte de la colección “Welcome to Fabulous”, inspirada en Las Vegas. Además, Núria ha diseñado otras “prendas capricho”, como una serie de sencillos pero exquisitos vestidos para llevar encima del bikini o, entre otros, un delicado conjunto de lencería en encaje blanco con detalles en tonos “nude”.

Desde que tomó las riendas de la firma hace diez años, Núria ha mantenido muy presente el legado de su padre, que fundó la marca en 1962 y que es ingeniero textil, por lo que la calidad de los materiales -todos sus proveedores son europeos- así como la innovación son siempre el norte de la marca. Sin olvidar, además, que se trata de un negocio y no solo de una forma artística. “Mi padre decía que nuestra creatividad está supeditada al éxito comercial, porque de nosotros dependen muchas familias”, afirma la diseñadora.

En ese sentido, Núria, que comenzó trabajando en el departamento comercial de la empresa, asegura que es importante tener en cuenta cómo recibe el público sus creaciones, pues cree que el vínculo entre moda y calle no debe quebrantarse: “Históricamente, la moda ha reflejado a la sociedad en cada momento”. Por ello promete que vendrá a pasar unos días en la isla cuando comience la temporada, para entrar en contacto con su potencial clientela.

De hecho, no podrá evitarlo, ya que el 25 de mayo presenta su colección crucero en la Fashion Weekend Ibiza, que se celebra en el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel. Para dicho desfile ha concebido una propuesta que acompaña los cuatro momentos del día en que una mujer se cambia de ropa en la playa, jugando con los tejidos y los colores. Además, presentará un bikini y un top diseñados en exclusiva y en edición limitada para Ushuaïa.