La primavera blanca de Delpozo

Josep Font, director creativo de la firma española, fue ovacionado en su segunda incursión en Londres.

Josep Font, director creativo de la firma española, fue ovacionado en su segunda incursión en Londres.

La Semana de la Moda de Londres alcanzó ayer su ecuador y lo hizo con dos platos fuertes. El tiempo, que vaticina el ocaso del verano y que impregnó de gris la ciudad, no impidió que en sus calles se viviera desde primera hora de la mañana la expectación por uno de los desfiles más esperados, el de la ex Spice Girl reconvertida en diseñadora Victoria Beckham. Pasado el mediodía la atención se trasladó al Royal Institute of Bristish Architects, edificio que la firma Delpozo convirtió en un mágico bosque blanco, el color que domina en su colección primavera verano, la segunda que presenta en la plataforma de moda londinense, ya que su director creativo, Josep Font, anteriormente lo hacía en Nueva York. «Londres parece tener más romanticismo que Nueva York, en el sentido de que las marcas no son tan dispares, sino que hay como una línea más marcada a seguir», explicó a LA RAZÓN en un ajetreado «backstage» minutos antes de desvelar las prendas. Se trata de una propuesta que giró en torno a la luz y a la naturaleza, y para la que Font toma como inspiración la colorista obra en cristal del artista italiano Fulvio Bianconi: «Me he inspirado en sus formas orgánicas y colores, lo que da lugar a una propuesta que evoca el agua y en la que mandan los tejidos ligeros; frescura sería la palabra que usaría para describirla».

Evocación naturista

Fue lo que mostró minutos después en una pasarela inmaculada, en cuyo centro caían glicinias blancas, como las que componían los delicados tocados de la colección y que iban en consonancia con las majestuosas cortinas de la que salían las modelos. Los estampados de evocación naturista (más que florales) predominaron sobre vestidos voluminosos y faldas de fiesta. Las lentejuelas bordadas se combinaban con incrustraciones de motivos naturales e inspiradas en el cristal de Murano. Sandalias de vinilos transparentes y piezas de resina armonizaban con delicados tules que contrastaban con camisas atrevidas, en las que los escotes y la espalda abierta también tuvieron su protagonismo. El lino fue el tejido que dominó sobre prendas que, además de blanco, se impregnaron del rosa, verde y azul. Los flecos también marcaron el paso y los botones de resina y espejo pusieron el broche a un desfile que culminó con ovación para Josep Font, que también se llevó el aplauso de la hija de Bertín Osborne, Eugenia, que ocupó el «front row» con un total «look» rojo. Y no es el primero, ya que la hoy «influencer» ha estado de gira por los desfiles más chic de la capital británica.

La Semana de la Moda de Londres, que este año ha subido a la pasarela prendas libres de pieles de animales, concluye mañana su 68ª edición. Antes, veremos hoy desfilar a otra de las firmas míticas y más esperadas, Burberry.