Una mansión de altos vuelos

Un hogar que te transporta al hogar, o adonde quieras. Se trata de un proyecto de cabina de lujo pensado para formar parte del Lineage 1000 E, uno de los jets más destacados de la compañía Embraer.

A caballo entre la estética náutica de un súper yate, el confort de una exclusiva vivienda y la calma de un espacio totalmente zen, el Kyoto Airship Project es el excéntrico resultado de la colaboración entre el equipo creativo de Embraer, el diseñador de barcos Patrick Knowles y la empresa Boat International.

La luz es fundamental en su diseño, así como la sensación de amplitud espacial, por eso sus ventanas se extienden a lo largo y ancho del fuselaje ofreciendo una impagable panorámica desde su zona de estar, estilo «lounge».

La «master suite» conecta con esta zona y nada tiene que envidiarle a la habitación que ofrece cualquier hotel de categoría, igual que su ducha SPA y su perfectamente equipada cocina. Su sistema de entretenimiento (música, vídeo...) es, aseguran, único en el sector, compitiendo con cualquiera de los que se utilizan en tierra.

Casi todo el mobiliario y los elementos pueden ser personalizados por el comprador o movidos y colocados en diversas posiciones. Prima el gusto del pasajero, su comodidad y, por supuesto, su experiencia.

El rey de los jets

El Embraer Lineage 1000E es, dentro de la categoría «ultra large», el rey de los jets privados. Más allá de este proyecto de cabina de súper lujo, ya de por sí cuenta con cinco zonas con múltiples configuraciones y posibilidades, perfectas para el pasajero más exigente, incluida la conectividad a internet. Incluso, puede volar a aeropuertos restrictivos (como Austen o Ciudad de Londres).