MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

Acusan al Gobierno andaluz de «trabajar» para hacer «fijos» al ex personal de Faffe

Un grupo de interinos afirma que el titular de Empleo así se lo trasladó en una visita a Almería días antes de confirmarse el adelanto electoral, como que se les darían tareas «de funcionarios». Desde la Junta lo niegan

  • El ex consejero de Empleo del Gobierno autonómico es Javier Carnero (Foto: Manuel Olmedo)
    El ex consejero de Empleo del Gobierno autonómico es Javier Carnero (Foto: Manuel Olmedo)
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de noviembre de 2018. 21:45h

Comentada
N. Acedo.  Sevilla. 6/11/2018

Hay visitas oficiales en las que se arrojan palabras cual confeti. Catorce funcionarios interinos de la Junta recriminan unas cuantas al titular de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, en un escrito al que ha accedido algún sindicato y LA RAZÓN. Relatan en él que días antes de que la presidenta andaluza, Susana Díaz, confirmara el adelanto electoral en la comunidad, en concreto el pasado 20 de septiembre, el consejero los visitó, junto a otros cargos del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en Almería, en «el aula de formación» en la que operan desde que fueron «desplazados» por «la incorporación de personal» procedente de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe). Asegura el mencionado grupo de interinos que «muy amablemente» Carnero «pasó» a saludarlos y les comentó que «estaban trabajando» para hacerlos «fijos» y «por supuesto» darles «funciones de funcionarios, dando por hecho» que eran «Faffes». «Ante tal metedura de pata», añaden los firmantes del texto, «algunas compañeras funcionarias interinas presentes, con tacto y prudencia, le informaron de que el personal» de «dicha sala» era interino «cuyo nombramiento se produjo a través de llamamiento realizado por la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública entre los integrantes de las bolsas» existentes. Ahí se llegó después de «haber superado uno o varios procesos selectivos, tras arduas horas de estudio, privaciones y con la ansiedad que generan las OEP –ofertas de empleo público– reducidas dramáticamente en los últimos años, y la cantidad de opositores en continuo aumento debido, entre otros motivos y fundamentalmente, al desempleo» que padece una comunidad «severamente afectada por la crisis y la austeridad impuesta por la UE, para contener y reducir el déficit», sostienen.

En ese espacio aún, la secretaria general provincial del SAE hizo otra afirmación que afean: «De no ser por el personal Faffe presente en las oficinas de empleo», éstas «no podrían funcionar». Quienes la escuchaban han podido «constatar» la labor que realizan y que se reduce «en muchos casos a asistir y ocupar un puesto de trabajo sin funciones, dotado de ordenador e internet», denuncian. Cosen que los ex Faffe cuentan con huecos en, «entre otras salas», la «Secretaría Provincial del SAE» y «manejan» sus «datos personales» ya que, aunque no dispongan de claves para entrar en un sistema informático reservado a los funcionarios, que sepan, «se encargan en lo relativo a personal de todo lo que no suponga introducción de datos» en él. Sospechan que además «realizan estadísticas, informes...» y avisan de que se podría estar incumpliendo la normativa de protección de datos. Quieren que se cuantifique el presupuesto anual que la Junta destina a pagar las nóminas de ese colectivo, así como del resto del «personal laboral propio de entes instrumentales» del Gobierno autonómico –los llamados Mentas, el personal del CADE, Andalucía Orienta, las agencias Amaya o Agapa...–» que tienen plaza en la Administración «sin haber accedido al empleo público a través de oposiciones y procesos selectivos en los que se vele por las condiciones de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, requeridos y defendidos tanto en la Constitución como en el Estatuto de Autonomía, para conseguir una Función Pública independiente e imparcial», lamentan.

Buscan que sindicatos y partidos políticos se impliquen dado que si, desde la Consejería de Empleo «se están adoptando medidas tendentes a 'la integración' definitiva», como «así puso de manifiesto el consejero», y la operación se repite en otros departamentos del Ejecutivo regional, ello podría traducirse en «la minoración del número de plazas ofertadas en las próximas convocatorias de empleo» dirigidas a los funcionarios, así como en la «interrupción de llamamientos» dirigidos a interinos ligados a la bolsa gestionada por Función Pública. A las puertas de que se reúna la «Mesa Sectorial de Negociación de la Administración General de la Junta» y de «la anunciada Oferta de Empleo Extraordinaria y de Consolidación», exigida «por la UE debido al excesivo número de personal temporal», expresan su «duda razonable» sobre «si el trato dispensado a estos colectivos de entes instrumentales va a ser favorecido directa o indirectamente». Por ello piden que se haga «todo lo posible» para que «se acceda siempre al empleo público, y a estas plazas extraordinarias, por procesos selectivos donde las condiciones de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, se sigan a raja tabla». El mencionado 20 de septiembre, el titular de Empleo tenía agenda en Almería, en concreto en el Edificio Cajamar del Parque Científico-Tecnológico de Almería (PITA), como se puede comprobar en la web de la Junta, pero desde esa consejería negaron ayer a este diario que Carnero aseverara lo que se le atribuye.

En cifras

*1.600

trabajadores casi se integraron en el SAE desde la antigua Faffe

*200

tenían vínculos políticos o sindicales, según la Guardia Civil

Últimas noticias