Con Luis en el recuerdo

Nervión fue una fiesta y una gran multitud acompañó al Cristo de la Sed, que recorrió calles de Sevilla por las que no suele pasar cada Miércoles Santo

El Cristo de la Sed recorrió ayer el barrio de Nervión, en Sevilla, con motivo del 50 aniversario de la fundación de su hermandad / Foto: Jesús M. Márquez

Nervión fue una fiesta y una gran multitud acompañó al Cristo de la Sed, que recorrió calles de Sevilla por las que no suele pasar cada Miércoles Santo

El recuerdo a Luis Álvarez Duarte estuvo ayer muy presente en la salida extraordinaria del Cristo de la Sed, que recorrió el barrio de Nervión, en Sevilla, con motivo del 50 aniversario fundacional de su hermandad. El imaginero, fallecido el pasado día 13, talló al crucificado en 1970 y estaba muy vinculado a esta cofradía. Una talla que presenta la particularidad de tener cuatro clavos, como el Cristo de la Clemencia de la Catedral. Su postura valiente y la expresividad de su rostro dotan a esta imagen de mucha personalidad. La hermandad tuvo el detalle de colocar a los pies del crucificado las gubias con las que lo talló. Además, la banda de cornetas y tambores del Rosario de Cádiz interpretó la marcha «Réquiem» a la salida del paso desde la parroquia de la Concepción, en homenaje al imaginero y a todos los hermanos fallecidos de la corporación. Nervión fue una fiesta y una gran multitud acompañó al Cristo de la Sed por el barrio, recorriendo calles por las que no suele pasar cada Miércoles Santo, cuando se dirige a la Catedral. Se vivieron momentos de mucha intensidad en el hospital de San Juan de Dios, donde fue recibido por los enfermos y el personal del centro. Igualmente, visitó la antigua cárcel de la Ranilla, donde la cofradía se reencontró con sus orígenes. Antes de convertirse en hermandad de penitencia, el crucificado se dirigía a este enclave y era uno de los momentos más esperados de las vísperas de la Semana Santa. Fue en el año 1969 cuando el cardenal Bueno Monreal aprobó las reglas de la cofradía. Ese mismo año fue bendecida la Virgen de Consolación y un año después llegó el Cristo de la Sed. Sevilla está viviendo un fin de semana intenso, con numerosos actos cofrades y otro tipo de eventos. Ayer salieron en Sevilla hasta ocho cofradías y se celebró una romería. Hoy lo harán dos, que se unen a otras citas musicales y deportivas.