Actualidad

La detenida por asfixiar a su hijo de 7 años en Almería le llevó el cadáver a la ex pareja del padre

El padre había obtenido la custodia cuatro días antes de su muerte y los vecinos sabían que había denuncias por ambas partes

La Guardia Civil ha detenido en Las Norias de Daza, en El Ejido (Almería), a una mujer de 38 años, de nacionalidad española, por su presunta relación con la muerte violenta de su hijo de 7 años. Los primeros indicios apuntan que el niño, de 7 años, ha muerto por estrangulamiento. Según las últimas informaciones se dirigía a la casa de la ex pareja de su marido. La presunta asesina habría pedido ayuda para sacar al niño de su vehículo a esta mujer, quien alertó a los servicios de emergencia y quien ha relatado a los medios que presenció el arresto por parte de los agentes de la Guardia Civil, que ya encontraron al menor fallecido. Ha explicado a Efe que habló con la detenida pasadas las diez de la mañana y que vió al niño en el interior de su coche y le preguntó por el estado del pequeño, porque le pareció que estaba sin vida. "Le he dicho al niño le pasa algo, ¿qué le has hecho al niño? Ella ha dicho que no le ha hecho nada. Yo, algo le habrás hecho porque el niño parece que está muerto. Ella ha dicho que no. Yo le he dicho que tiene que llevarlo al hospital, pero ella se ha dado una vuelta...", ha apostillado. "Me ha extrañado porque era la hora del colegio", ha añadido, apuntando que ha visto al niño en el interior del coche con los "labios morados". "Ella estaba como si nada. Yo he entrado, me ha visto que estaba llamando a emergencias y no me ha dejado", ha incidido. Esta testigo detallado que presenció su detención por parte de la Guardia Civil y que los agentes la sacaron por la fuerza del interior del coche. "No quería abrirlo, le han tenido que reventar el cristal", ha asegurado. El periodista Carlos Quílez explicó en laSexta que la acusada aseguró ante la Guardia Civil que “si el niño no se quedaba con ella, no se quedaba con nadie”.

Publicidad

Según esta testigo, ha podido acudir a su casa porque "últimamente se ve que nadie le hacía caso", añadiendo que la ahora detenida y el padre del menor tenían al niño "compartido".

"Pero estaban de juicios. El padre quería conseguir la custodia porque sabía que ella no estaba bien, esa mujer no estaba bien", ha afirmado. El padre de Sergio obtuvo su custodia días antes de su fallecimiento. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha informado de que la madre, A.M.B.L., de 38 años, presentó una denuncia contra su ex pareja y progenitor del niño, que fue incoada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería el 5 de abril de 2017. Según el TSJA, la juez dictó una orden de protección por indicios de un delito de maltrato ese mismo día y se le concedió provisionalmente el uso de la vivienda y la guarda y custodia del menor. En el ámbito civil, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer dictó una sentencia -tras el acuerdo de ambos progenitores- sobre las medidas de guardia y custodia. En dicha resolución, de fecha 23 de enero de 2019, se concedía la guardia y custodia del menor a la madre con un régimen de visitas del padre. El 6 de septiembre de 2019, el padre presentó una demanda de modificación de medidas en la que solicitaba que se le concediera a él la guarda y custodia del menor, al considerar que "la madre no estaba cuidando de forma diligente del mismo en asuntos como asistencia al centro escolar o comidas equilibradas". Posteriormente, el pasado 4 de octubre, se celebró una vista en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería para dilucidar dicha demanda y tres días más tarde la magistrada acordó en una nueva sentencia que la guarda y custodia del menor se atribuyera al padre.

Publicidad

Publicidad