Política

Díaz pide un acuerdo de regeneración entre PP, PSOE y el resto de fuerzas

La presidenta andaluza, Susana Díaz (i), y el Jefe de Gobierno de Marruecos, Abdelilah Benkirane
La presidenta andaluza, Susana Díaz (i), y el Jefe de Gobierno de Marruecos, Abdelilah Benkirane

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha apelado este viernes desde Rabat, a la necesidad de que, tras las próximas elecciones municipales, PSOE, PP y el resto de fuerzas parlamentarias se sienten para abordar un posible acuerdo para regenerar la vida pública en este país.

En rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido con el primer ministro de Marruecos, Abdelilah Benkirane, durante su segunda y última jornada de la visita oficial que ha realizado al país vecino, Díaz se ha pronunciado así al hilo de que se pueda abrir un debate sobre medidas de regeneración, de forma separada de una posible reforma de la Ley Electoral General que ha planteado el Ejecutivo nacional.

Susana Díaz ha insistido en que las cosas hay que hacerlas bien y, por ello, no se pueden alterar las normas del juego casi al final del partido porque uno piense que no le va bien, que es lo que pretendía el Gobierno central.

Ha señalado que lo razonable es que PP, PSOE y el resto de fuerzas parlamentarias se sienten de manera sosegada una vez pasen las elecciones municipales de mayo de 2015 y abordar los temas que los ciudadanos esperan de nosotros, que van más allá de cómo elegimos al alcalde.

Para la presidenta, sin duda, hay que regenerar la vida pública en general, que es lo que esperan los ciudadanos para volver a darle su confianza a las instituciones y partidos de este país, al tiempo que se ha referido a la necesidad de abordar cuestiones como la limitación de mandatos o las listas abiertas.

De otro lado, Díaz ha manifestado, tras la celebración de la Diada en Cataluña, que hay trasladar a los ciudadanos la importancia de seguir estando juntos y ser capaces de diseñar un proyecto de país para los próximos 30 años del que nadie desee irse y todo el mundo se sienta orgulloso de pertenecer a él.

Se ha mostrado convencida de que hay capacidad dentro del marco de la Constitución, reformando el texto, de encontrar un espacio común y de convivencia, donde se reconozca la diversidad y se garantice la igualdad de todos los españoles. Ha recalcado que lo que importa en estos momentos es ese llamamiento a la convivencia frente a esos elementos que buscan la "separación y la confrontación".