Política

El Consejo General del Poder Judicial apoya que el Estado indemnice a Serrano, que pide 516.635€

La decisión final por los daños de denegarle el reingreso como juez depende ahora del Consejo de Ministros

El diputado andaluz Francisco Serrano tomó recientemente de nuevo posesión como juez y cesó al instante para seguir como parlamentario
El diputado andaluz Francisco Serrano tomó recientemente de nuevo posesión como juez y cesó al instante para seguir como parlamentario

La decisión final por los daños de denegarle el reingreso como juez depende ahora del Consejo de Ministros

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha informado a favor de que el Estado indemnice al ex juez Francisco Serrano, ahora presidente del grupo de Vox en el Parlamento andaluz, por la decisión de ese mismo órgano de denegarle el reingreso al servicio activo en 2017.

La decisión final depende del Consejo de Ministros y el CGPJ no se pronuncia sobre la cuantía de la indemnización, si bien Serrano cifra en 516.635 euros los daños personales y económicos que le causaron las decisiones del órgano de gobierno de los jueces, que informó de este acuerdo en un comunicado.

El CGPJ rechazó el 2 de marzo de 2017 el reingreso de Serrano después de que cumpliera una pena de dos años de inhabilitación por prevaricación. El Supremo anuló la decisión del Poder Judicial y ordenó su reingreso en la carrera, con lo que el 15 de marzo de 2018 le destinó a un juzgado de Badalona (Barcelona).

Francisco Serrano alegó que esas decisiones le causaron daños personales y económicos que cuantifica en 516.635 euros y reclamó una compensación del Estado. Ahora, la Permanente del CGPJ ha acordado que se dan «los requisitos necesarios para la apreciación de responsabilidad patrimonial de las Administraciones Públicas», pero lo limita al acuerdo por el que denegó su reingreso en la carrera judicial, aprobado el 2 de marzo de 2017. Esa decisión, «le causó un daño individualizado y evaluable económicamente que no tenía el deber jurídico de soportar», admite el Poder Judicial. Sin embargo, el segundo acuerdo, por el que se destinó a Badalona, no fue recurrido por vía administrativa ni judicial, por lo que la reclamación patrimonial iniciada con posterioridad por Serrano no puede convertirse en una vía de recurso o impugnación de los acuerdos «consentidos y firmes», sostiene el CGPJ.

Serrano fue condenado a dos años de inhabilitación por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por modificar el régimen de visitas de un menor para que pudiera salir en una procesión de la Semana Santa sevillana. El Supremo elevó más tarde esa pena a diez años, pero el Constitucional anuló la sentencia, lo que permitió que Serrano reclamara su reingreso en la carrera.

El 2 de marzo de 2017, la Comisión Permanente rechazó su petición al entender que había perdido la condición de juez y que, para volver a adquirirla, debía realizar de nuevo las pruebas de acceso. El acuerdo fue anulado por la Sala Tercera del Tribunal Supremo, que ordenó su reingreso al servicio activo. El 15 de marzo de 2018, en ejecución de la sentencia del alto tribunal, la Comisión Permanente le nombró titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Badalona. Dos meses después, Serrano solicitó la excedencia voluntaria en la Carrera Judicial.

En las últimas elecciones andaluzas, Francisco Serrano encabezó la lista de Vox por Sevilla (ya se había presentado sin éxito en las de 2015) y obtuvo el acta de diputado. Serrano es el presidente del Grupo Parlamentario Vox en la Cámara andaluza. Sus actividades extraparlamentarias como abogado han sido criticadas por grupo como Adelante Andalucía, al entender que puede habar incompatibilidad con su condición de diputado con el ejercicio de la abogacía, algo que la Cámara andaluza ha rechazado.