El número de migrantes rescatados en las costas desciende un 30%

Un total de 9.585 personas han sido interceptadas en el primer semestre

Cádiz es la provincia con que más ha notado el descenso, con un 86,06% menos.
Cádiz es la provincia con que más ha notado el descenso, con un 86,06% menos.

El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, dijo ayer que la cifra de inmigrantes rescatados este año en las costas andaluzas ha descendido un 30 por ciento respecto al mismo periodo de 2018, a la par que habló de un efecto «huida, no llamada».

En declaraciones a periodistas en Sevilla, tras mantener un encuentro con el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, Fernández mencionó el descenso de los rescatados, aspecto que «no es ni bueno ni malo» pues el fenómeno de la inmigración «no es coyuntural: es y va a ser estructural y permanente básicamente porque la diferencia de renta entre los países de África y Europa es casi de uno a 20».

Según los datos aportados por el Ministerio de Interior, un total de 9.585 inmigrantes fueron interceptados en las costas andaluzas durante el primer semestre de este año, dato relevante que deja ver el descenso respecto a los rescatados en el mismo periodo de 2018, cuando llegaron 13.781. La disminución se ha notado en las costas andaluzas. Cádiz es la provincia que más ha apreciado el descenso, con un 86,06% menos. La siguen a gran distancia, con algo más de un 35%, Málaga y Granada, mientras que las costas de Algeciras y Almería se disputan un 27%, respecto al mismo periodo del año anterior.

Con este notable descenso, Fernández negó que exista un «efecto llamada», y dijo que se trata de un «efecto huida», a la par que resaltó que el flujo migratorio «viene a Europa, no a España». En este sentido, dijo que «lo inteligente» es «trabajar con los países de origen y de tránsito como hace el Gobierno de Pedro Sánchez».

Fernández añadió que desde el punto de vista policial hay que «desatar una guerra sin cuartel contra las mafias que se lucran del tráfico humano» dado que, a su juicio, «es la mejor manera de actuar». También recordó que la labor del Gobierno central pasa por recogerlos, identificarlos y repatriar a los que sea posible. Al hilo, el delegado comentó que durante el año 2018 fue noticia «el gran volumen de inmigrantes ilegales que llegaron nuestras costas y la más absoluta inexistencia de infraestructuras que se encontró el Gobierno de Sánchez para acogerlos».

Por ello, explicó, «lo primero que hubo que hacer fue diseñar una política para acogerles y otra para repatriarlos, cosa que el Gobierno del PP había olvidado complemente».