El PP vincula a la consejera Aguayo con las ayudas ilegales a Borbolla

Su firma, en el convenio de la fábrica de corchos de Villanueva del Río y Minas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

«Mantengo, confirmo y ratifico mis palabras». El presidente del PP de Sevilla no sólo insistió ayer en la implicación de la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, sino que aportó documentación que la vincula con las ayudas ilegales concedidas al ex alcalde socialista de Cazalla de la Sierra, Ángel Rodríguez de la Borbolla –hermano del ex presidente autonómico–, para la construcción de una fábrica de corcho en el municipio sevillano de Villanueva del Río y Minas que aún hoy no se ha construido.

Como se recordará, la consejera anunció que demandaría al dirigente popular, pero éste, lejos de recular, mostró documentación que «deja clara la vinculación con el entramado de la entonces viceconsejera», aunque ella «pretenda desligarse».

«Los hechos son contundentes y tozudos». Así, el 21 de abril de 2004, el Ayuntamiento de Villanueva del Río y Minas suscribió un convenio con tres empresas de Rodríguez de la Borbolla –Electron Service Line, Uprasa Inversiones y Enoworld– para asegurar unos terrenos. El Consistorio pondría a disposición el emplazamiento para la planta de corcho a coste cero. La operación se financió con cargo a la ya famosa partida 31L. Según los datos aportados por Bueno, el 18 de mayo de 2005, Martínez Aguayo firmó una orden en la que se acordaba la enajenación directa al ayuntamiento de una parcela –terrenos de El Carbonal, propiedad del Gobierno andaluz y adscritos a la Dirección General de Patrimonio– al Ayuntamiento por la cantidad de 222.256 euros y ese mismo día el director general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, concedió una ayuda por la misma cantidad. El objetivo: la implantación del «mayor ionizador de España» en una zona con «alta tasa de desempleo».

«Si quedaba alguna duda sobre el conocimiento por parte del Gobierno andaluz y el uso de forma fraudulenta de los fondos, ellos mismos nos la aclaran»: en 2007, Guerrero firmó un convenio con la agencia IDEA en el que confirma que toda esta operación estaba «consensuada».

La «operación redonda» permite a Rodríguez de la Borbolla obtener «gratis» los terrenos de la Junta, una situación «escandalosa», según Bueno, que se pregunta: «¿No tiene nada que decir la consejera si es ella la que salvaguarda el dinero de los andaluces como viceconsejera de Economía que era?».

Y la conclusión: el «regalo» de los terrenos a Rodríguez de la Borbolla «no se habría llevado a cabo sin la ayuda del 'fondo de reptiles' que organizaba Guerrero y sin la firma del consejero Griñán o, en su caso, la viceconsejera». Cuestión de responsabilidades.