El último acto de servicio de Chaves y Griñán evita una moción a Díaz

Los grupos exigen su comparecencia urgente en el Parlamento andaluz

En un (pen)último «acto de servicio» al partido, el ex presidente Chaves (Griñán ya anunció que renunciaba al Senado, sin esperar a que no le propusieran para renovar el puesto) y los ex consejeros Zarrías y Viera renunciaron a su escaño evitando a Susana Díaz el cumplimiento de su promesa de pedirles el acta una vez fueran formalmente inculpados. Además, según explicó Ciudadanos, el partido que ha permitido la investidura de Díaz, la salida de Chaves, Griñán y compañía ha evitado que el partido de Albert Rivera promulgase una moción de censura.

Los partidos de la oposición inmediatamente han pedido explicaciones a la presidenta andaluza sobre la imputación de los que fueron sus valedores en la Junta y en el PSOE andaluz. Sus mentores. El presidente del PP-A, Juanma Moreno, mantuvo que es «un día triste» para Andalucía con la «crónica de una imputación anunciada», la de los ex presidentes de la Junta y solicitó a la presidenta de la Junta, y secretaria del PSOE-A, Susana Díaz, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que den explicaciones de la «década de corrupción» en el Gobierno andaluz. Moreno pidió que Susana Díaz «salga de manera inmediata y comparezca en el Parlamento y ante los medios» y que Sánchez también explique si el PSOE a nivel nacional «conocía los hechos y miró para otro lado». Moreno señaló que el Grupo Popular en el Parlamento pedirá explicaciones para saber qué ha pasado con los 855 millones y para que los recursos vuelvan a los andaluces porque éste es «un objetivo primordial».

El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos, Juan Marín, señaló que su formación le hubiera planteado una moción de censura a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, si el ex presidente de la Junta Manuel Chaves y los ex consejeros Gaspar Zarrías y José Antonio Viera no hubieran entregado sus actas. Se cumple, señaló, lo recogido en el acuerdo firmado entre su formación y el PSOE-A para la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, en relación a que no haya ningún cargo público imputado por corrupción. «Hubiéramos presentado una moción de censura si los hechos no se hubieran producido de esta forma y no se hubieran entregado las actas», destacó Marín. El líder andaluz recordó que la firma del citado documento con los socialistas era «una garantía de exigencia» que su formación iba a ejercer desde una oposición «seria y responsable». Marín solicitó a Díaz que ofrezca explicaciones por la ratificación de estas imputaciones por parte del TS, añadiendo que, en función de las explicaciones que la presidenta de la Junta dé al respecto, su grupo decidirá si pide o no su comparecencia en el Parlamento. «Lo primero es escuchar y después actuar», recalcó. Albert Rivera, destacó que las renuncias demuestran que C’s exige a los demás partidos el cumplimiento de los acuerdos.

La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, exigió al PSOE y a Susana Díaz que dé «explicaciones» al considerar que existen indicios de prevaricación administrativa por el «caso ERE». Teresa Rodríguez espera que la justicia «funcione con premura». «La impunidad se acaba cuando se devuelve lo que se ha detraído de las arcas públicas». El coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, destacó que el auto es «demoledor» contra una forma de gobernar «basada en el clientelismo». UPyD, por su parte, urgió a Díaz a comparecer y exigió un plan para reponer lo defraudado.

El PSOE valoró que con las dimisiones el partido demuestra que cumple sus «compromisos con los ciudadanos» y «nos gustaría que otros partidos hicieran lo mismo». El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, aclaró que el PSOE-A «respeta el proceso judicial» y espera que las defensas de Chaves, Zarrías y Viera «puedan demostrar su inocencia». El secretario general del PSOE en Extremadura, Guillermo Fernández Vara, dio la cara por sus compañeros: «Si he confiado y he pedido la presunción de inocencia para quien no conocía, con mucha más razón para aquéllos que conozco y respeto».