Encuentros en la tercera fase de la legislatura entre PP y Cs

Rivera pide a «los viejos partidos» que se pongan primero de acuerdo entre ellos para abordar la financiación regional

Albert Rivera y Juanma Moreno, entre otros, ayer en el Real de la Feria de Sevilla
Albert Rivera y Juanma Moreno, entre otros, ayer en el Real de la Feria de Sevilla

Rivera pide a «los viejos partidos» que se pongan primero de acuerdo entre ellos para abordar la financiación regional

Mientras Susana Díaz se veía con Rajoy en Moncloa, Juanma Moreno departía con Albert Rivera en el Real de la Feria, dibujando una heterocromía parcial política ante la posibilidad latente de un adelanto electoral. El encuentro coincide con el momento de mayor tensión política entre el PSOE-A y la formación naranja tras el distanciamiento a cuenta del acuerdo por la financiación, del que se ha desmarcado la formación que lidera Juan Marín en Andalucía, tras una primera fase de apoyo en la investidura, una segunda en el Gobierno y esta tercera de dudas.

El PP-A defendió que es «leal con la Junta». «Apoyamos la misma propuesta de financiación autonómica que el PSOE y la convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Ahora le toca al PSOE ser generoso, apoyar los Presupuestos Generales del Estado y dialogar con el PP para que el nuevo modelo de financiación autonómica sea una realidad», señaló Moreno. El líder de los populares en Andalucía señaló que «tras la reunión con Rajoy, vemos de forma positiva que el PSOE andaluz abra una nueva etapa de diálogo y lealtad institucional. La estrategia que han mantenido en las dos últimas legislaturas de confrontación permanente con el Gobierno es estéril para Andalucía». Moreno solicitó a Susana Díaz que «inste» a Pedro Sánchez a «sentarse» con el PP para abordar no sólo un acuerdo del modelo de financiación autonómico sino del proyecto de nuevos Presupuestos. Moreno defendió que las cuentas son «buenas para Andalucía» porque «van a beneficiar a tres millones de andaluces que son los pensionistas con las prestaciones más bajas y que van a tener una subida media de cien euros».

Por su parte, Albert Rivera calificó como justa la reivindicación de reformar el modelo de financiación pero rechazó que se lleve a cabo a costa de enfrentamientos territoriales. «Si todo el mundo pide lo suyo sin contar con lo de todos, las cuentas no cuadran al final», argumentó. «Ni siquiera los viejos partidos tienen entre sí posiciones comunes, depende de cada territorio y cada barón, cuando este debate no debe ser de líderes ni de barones, sino de sanidad, educación, servicios sociales o dependencia: ahí nos encontraremos», señaló Albert Rivera, quien defendió el apoyo de su partido a los PGE «porque los consideramos también nuestros». «Creo que Sánchez se equivoca, y me gustaría que del 'no es no' se pasara por lo menos a la abstención», añadió. Por otro lado, Rivera expuso que Cs puede ganar las elecciones en la comunidad y que, aunque está «muy satisfecho» con Juan Marín, el candidato a la Junta lo decidirán en primarias «seguramente en enero». «El objetivo es gobernar en Andalucía», manifestó Albert Rivera.