Política

Ferraz concede un período de gracia a Susana Díaz en las diputaciones

Los sanchistas adelantan que será temporal. Se mantiene el pacto de no agresión alcanzado con Pedro Sánchez al objeto de controlar la sucesión

Fernando Rodríguez Villalobos y Susana Díaz
Fernando Rodríguez Villalobos y Susana Díaz

Los sanchistas adelantan que será temporal. Se mantiene el pacto de no agresión alcanzado con Pedro Sánchez al objeto de controlar la sucesión

El «tito Fernando», como lo llama Susana Díaz, logra una prórroga como presidente de la Diputación de Sevilla, al igual que los otros cinco mandatarios socialistas que seguirán al frente de los órganos supramunicipales controlados por el PSOE. Los socialistas informaron ayer oficialmente de que «representantes de las comisiones ejecutivas federal y regional» mantuvieron ayer «un encuentro de trabajo para analizar conjuntamente los resultados de las Elecciones Municipales y la constitución de los ayuntamientos de Andalucía». Del encuentro salió un acuerdo para prorrogar el control de los afines a Susana Díaz de las diputaciones. Los sanchista, no obstante, señalan que será temporal.

«Se ha realizado una valoración positiva de todo el proceso electoral, que ha permitido al PSOE ser la primera fuerza en esta comunidad autónoma en las urnas y la formación que más municipios gobierna. Son 458 las alcaldías conquistadas, nueve más que en 2015, a falta de algunos municipios que quedan por celebrar sus plenos de constitutivos, pendientes de la resolución de recursos por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Del total, el PSOE gobierna 368 con mayoría absoluta», señalaron los socialistas. «En una reunión en clima de máxima colaboración, se ha reforzado el compromiso común de seguir profundizando en el trabajo conjunto y coordinado», añadieron. En este sentido, «tanto la ejecutiva federal como andaluza han compartido la necesidad de seguir avanzando codo con codo en la formación de los órganos supramunicipales, muy especialmente en las diputaciones». «Hay una visión compartida del trabajo a realizar en beneficio de la ciudadanía tanto en las seis corporaciones que gobernará el PSOE como en las dos donde hay que ejercer la tarea de oposición. En esta línea de cooperación y sintonía, las dos direcciones coinciden en la continuidad de los seis presidentes actuales y de la representación socialista en las ocho instituciones provinciales», añadieron. «El objetivo es seguir haciendo de las diputaciones un ejemplo de gestión y defensa del proyecto socialista para garantizar la igualdad de oportunidades y el bienestar del conjunto de la población. Y en los casos donde se está en la oposición, fiscalizar la labor de los gobiernos de las derechas para impedir la involución y la pérdida de derechos», concluyeron.

Por su parte, en el Ayuntamiento de Sevilla, el recién reelegido alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, encomendó la primera tenencia de Alcaldía a la ex consejera autonómica de Educación Sonia Gaya, quien además encabeza el área de Hacienda y Administración Pública. Gaya fue «impuesta» en la lista de Espadas, quien en teoría no repetirá el siguiente mandato y cuyo relevo, al intentar mantener el equilibrio entre Ferraz y San Vicente, será otra cuestión de calado en años posteriores. El área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo continuará en manos de Antonio Muñoz, hombre fuerte de Espadas que incorporará en materia de funciones un departamento de «infraestructuras de movilidad» con visos al futuro Plan de Movilidad Urbana Sostenible y a la gestión de proyectos concretos como el tranvía o el metro.

Por otro lado, el alcalde de Jaén, el socialista Julio Millán, ya ha remitido al presidente de la Junta, Juanma Moreno, una carta reclamando de nuevo la puesta en marcha del tranvía, proyecto desterrado por el PP.