Fomento trata de desactivar el discurso del agravio de Díaz

Íñigo de la Serna sostiene que Andalucía es la segunda región por inversión y la primera en carreteras

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitó ayer las obras de la SE-40 de Sevilla
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitó ayer las obras de la SE-40 de Sevilla

Íñigo de la Serna sostiene que Andalucía es la segunda región por inversión y la primera en carreteras

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitó ayer las obras de la SE-40, la segunda ronda de circunvalación de Sevilla que tiene como fin principal la descongestión del tráfico metropolitano. Dio cuenta de la situación de esta importante infraestructura y señaló que en el mes de mayo está previsto que el Gobierno remita a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) el informe sobre la afección del río Guadalquivir en el tramo de los túneles entre Dos Hermanas y Coria, uno de los puntos más delicados del trazado –y más costosos–, pero que es fundamental en el proyecto de la ronda de circunvalación. Asimismo, se mantiene marzo de 2018 para la finalización de las obras del tramo entre Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra.

Las visitas de los ministros de Fomento a las obras de la SE-40 se han producido con cierta periodicidad desde la puesta en marcha del primer tramo hace más de un lustro. Sin embargo, el momento elegido por De la Serna para visitar la comunidad y hacer pedagogía sobre las inversiones acometidas en la región no es casual. La SE-40 es una de las infraestructruas que con más insistencia ha reclamado el Partido Socialista, actualmente al frente de la Alcaldía de Sevilla. De hecho, el regidor hispalense, Juan Espadas, ya tuvo un primer encuentro con el ministro de Fomento en Madrid en el que le reclamó que se acelerara esta obra y otras prioritarias para la capital como nuevas líneas de metro. El presunto castigo a Andalucía en materia de infraestructuras es uno de los principales frentes de confrontación de la Junta con el Gobierno central y se ha acentuado desde que el Gobierno central aprobó el proyecto de Presupuestos Generales del Estado a finales de marzo. La llegada del AVE a Almería (prometida para 2023), la culminación del tramo ferroviario de Bobadilla a Algeciras para potenciar el puerto gaditano, o la conexión por carretera del centro hospitalario de Lepe son reclamaciones constantes de la presidenta andaluza y habituales en cada sesión parlamentaria. Y este discurso del agravio es el que se afanó en rebatir De la Serna.

Según los datos del Ministerio, el grupo Fomento en Andalucía ha invertido un total de 1.145 millones de euros, con lo que Andalucía se sitúa en la tercera comunidad por esfuerzo presupuestario, «con un incremento sobre el presupuesto ejecutado de 2016 –dijo De la Serna– del 13,57 por ciento». En obra pública, la inversión alcanza los 947,8 millones, con un 20 por ciento del presupuesto ejecutado, lo que significa que «Andalucía es la segunda comunidad por volumen de inversión, y en el caso de las carreteras es la primera, con un importe de 336 millones». En esta atención del Gobierno con Andalucía y el resto de comunidades, Fomento incluye incluso los 984 millones de euros que recibirá la región como resultado de la liquidación del modelo de financiación de 2015, que se suman a los 1.079 millones del año anterior. Esta cantidad está vinculada sobre todo al comportamiento de los tributos cedidos. La liquidación de 2013 fue negativa y la Junta pagó 426 millones.