IU pide «perdón» por el recorte de las dos pagas, pero se pliega al PSOE

La Junta ya no puede hacer frente ni a los adelantos para ayuntamientos

La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, ayer en el Parlamento
La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, ayer en el Parlamento

SEVILLA- Los dos socios del bipartito van a una en el recorte de las pagas extra a los más de 260.000 funcionarios de la Junta. Los sindicatos han emprendido la movilización en la calle y en los tribunales, pero ya se da por hecho que el Ejecutivo autonómico no va a modificar en modo alguno su postura. El parlamentario de IULV-CA Ignacio García se disculpó ayer en la Comisión de Hacienda del Parlamento de tener que tomar esta medida, pero la consideró menos gravosa que el despido de trabajadores. «Pido perdón a los funcionarios por este esfuerzo, pero es lo que nos permite mantener las políticas sociales y un empleo público que en otras comunidades no se ha mantenido». Aludió al «objetivo sindical clásico» de «sacrificar emolumentos por empleo». Para defender la medida no dudó incluso en confrontar con el Gobierno de Extremadura, apoyado por sus colegas de partido de IU. El Ejecutivo extremeño –según argumentó– ha cerrado 15 centros sanitarios rurales, dejando sin servicio a 30.000 personas. «No sé si merece la pena aplicar la ortodoxia hasta este punto en el cumplimiento del déficit». Extremadura es una de las comunidades que con mayor holgura cumplió el objetivo de déficit el año pasado. Y por eso su presidente autonómico, el popular José Antonio Monago, ha reclamado –y así se lo hizo ver a Rajoy esta semana– que no se beneficie a las cinco regiones incumplidoras –entre ellas Andalucía–, en perjuicio de las que sí han hecho los deberes.

En la misma línea, la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, defendió que el recorte de las pagas extra permite el mantenimiento de 24.000 empleos públicos. «El perjuicio sería peor si se tomaran medidas como en otras comunidades de suprimir becas, planes de apertura de centros o se cerraran servicios públicos».

La eliminación de los complementos adicionales de las dos pagas de este año y la reducción del 10 por ciento de las percepciones variables es una medida contenida en el Plan de Reequilibrio Económico Financiero (2012-2014) que aprobó la Junta el año pasado. El argumento del Gobierno andaluz es que este plan ya cuenta con el visto bueno del Ministerio de Hacienda y, por tanto, no puede modificarlo. La realidad es que este año la Junta pretende ahorrar por este concepto 143 millones de euros. Aguayo, en respuesta a una pregunta de la parlamentaria del PP y alcaldesa de Valverde, Dolores López, reconoció que el Ejecutivo ya no puede hacer frente ni a los adelantos a cuenta de la recaudación tributaria (Patrica) que hasta ahora han servido de balón de oxígeno.