Actualidad

Juanma Moreno defiende «España Suma» y Juan Marín rechaza la propuesta del PP

El presidente solicita «ajustes» para unas listas «más potentes» e insiste en una coalición «al menos en el Senado»

El presidente solicita «ajustes» para unas listas «más potentes» e insiste en una coalición «al menos en el Senado»

Publicidad

El Gobierno andaluz de PP y Cs, con el apoyo parlamentario de Vox, recurrió al «encapsulamiento» ante las presiones de las elecciones. El test de estrés de una nueva cita con las urnas vuelve a poner a prueba la capacidad de adaptación y resistencia de los tres partidos para que las tensiones electorales no influyan en las relaciones de Gobierno y en la Cámara. El presidente de la Junta, Juanma Moreno defendió ayer en una entrevista en «Más de Uno» de Onda Cero la opción de abrir un diálogo sereno con Cs sobre la posibilidad de acudir en coalición electoral porque por «lo menos en el Senado tenemos que ir juntos». El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, discrepó de Moreno, defendiendo «un proyecto político único que se llama Ciudadanos que aspira a gobernar España». Vox, la tercera pata del «acuerdo-taburete» –como lo denominó su cabeza de cartel en las autonómicas, Francisco Serrano–, mostró su preocupación ante la campaña del 10N y en que pueda afectar a la negociación del Presupuesto para 2020.

Juanma Moreno –que no quiso posicionarse en la pugna interna del PP entre Alfonso Alonso y Cayetana Álvarez de Toledo, aunque admitió más cercanía y sintonía con el primero– se mostró partidario de que se lleven a cabo algunos «ajustes» en las candidaturas del PP para las generales del 10 de noviembre respecto a las listas del 28 de abril. El presidente andaluz abogó por buscar unos candidatos con «más tirón, que sirvan de refresco, que tengan fortaleza y respaldo social y que impriman una dosis de un poquito de más ilusión y credibilidad». «Me parece razonable que intentáramos entre todos mejorar algunas listas electorales, con aportaciones de las direcciones regionales y provinciales», dijo el presidente del PP-A. «Algunos ajustes siempre son buenos y suman», señaló.

Insistiendo Alsina en la confluencia de «España Suma», Moreno apuntó que es evidente que un «esfuerzo tendremos que hacer todos y si hemos sido capaces de ponernos de acuerdo después de elecciones, podríamos ser capaces de ponernos de acuerdo antes de los comicios y ofrecer a los españoles la opción de poder votar sabiendo que hay una «plataforma, coalición o agrupación de partidos». «Creo que eso sería posible y además deseable», dijo, añadiendo que «sería un suicidio que en el ámbito del Senado fuéramos por separado porque sería regalarle una mayoría absoluta otra vez al PSOE». Sobre la posibilidad de que Vox también se sumara a una coalición, indicó que ve difícil que esa formación quisiera entrar, sobre todo, con Cs. «Lo peor que nos puede pasar es que vayamos divididos y que el PSOE vuelva a ganar y quizá de una manera más sólida y que, al final, tengamos un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos, con algún grupo independentista», dijo.

El vicepresidente, Juan Marín, lamentó el «no de Sánchez al diálogo, a hablar al menos de la posibilidad de no tener que convocar nuevamente las urnas» y recordó que Cs defenderá su proyecto «de centro liberal progresista que tiene mucho en común con el PSOE y con el PP en muchas cuestiones pero, evidentemente, también tenemos muchas cosas que nos separan». El líder de Cs en Andalucía entiende que el PP tenga «una estrategia política o un diseño de campaña completamente distinto al que Cs plantea». «Vamos a seguir defendiendo lo que hemos hecho hasta ahora desde el centro, con un proyecto único que es el de Cs», continuó. Marín apuntó a la «necesidad» de que España tenga pronto un Gobierno y, dentro de la estrategia de «encapsular el Ejecutivo «del cambio», puso como ejemplo el entendimiento en Andalucía, que ha permitido contar con un presupuesto en 2019 y en 2020 «y va a seguir funcionando».

Publicidad

El portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, mostró su preocupación por la dificultad de «compaginar» la campaña para las elecciones y la negociación del Presupuesto para 2020, que tiene «muchísima más intensidad porque muchas de las cosas que pactamos tendrán su plasmación». Hernández, en una tribuna en Eldebate.es, señaló que el presidente «e incluso Marín y los portavoces de PP y Cs» han «contestado a los ataques» de «la bancada de la izquierda» pero Vox es «consciente de que se trata de una forma de no comprometer su apoyo» porque «en otras partes de España no han tenido reparos en mandarnos al frío de la ultraderecha». «Nos preocupan las dos almas que rigen la Junta, por cuanto una, con aroma tulipán, ya ha demostrado que no tiene reparos en supeditar sus buenas intenciones al cálculo táctico de intereses partidarios. De la otra, más avezada y curtida, estamos a la espera de conocer el daño que casi 40 años de oposición ha podido causar en su ADN, ya de por sí tendente al arriolismo apaciguador y silente»

Publicidad