La compra del terreno en Chipiona se efectuó al 50% con un promotor del PSOE

El Ayuntamiento de La Rinconada, paralelamente, recalificó una finca rústica en la localidad hispalense adquirida por el mismo empresario

La parcela recalificada en La Rinconada al mismo tiempo que se compró el solar en Chipiona
La parcela recalificada en La Rinconada al mismo tiempo que se compró el solar en Chipiona

sevilla- Un terreno fuera del término municipal propio. Una parcela rústica en suelo local recalificada. Los «felices» días del boom inmobiliario. Un Gobierno de signo socialista. Y un promotor afín. Son los ingredientes de lo que se puede denominar, cuanto menos, un extraño negocio.

El 15 de julio de 2004 se adjudicó la redacción de la revisión del PGOU de La Rinconada a la sociedad LBA SL. El Ayuntamiento organizó reuniones para consultar con los vecinos cómo querían que creciera el municipio, hasta 2019. El 15 de julio de 2005 se aprobó en el Pleno el Avance de la Revisión del PGOU, contemplando cuatro bolsas de suelo residencial para un total de 4.500 viviendas. Se aprobaron también los protocolos de colaboración para facilitar la formulación y ejecución del PGOU y la realización de políticas municipales de suelo y los protocolos de colaboración para la formulación y realización de las políticas de suelo industrial. Gobernaba el socialista Enrique Abad, con el actual regidor, Javier Fernández, ya en el equipo de Gobierno.

Vía Torneo SL, con participación de Joaquín Guerrero Romero –militante socialista, aseguran fuentes municipales–, adquirió una parcela en La Rinconada que será reclasificada de forma paralela a la adquisición de los terrenos que el Ayuntamiento compra en Chipiona junto a otra sociedad de la que Joaquín Guerrero es también administrador. El 16 de marzo de 2005 el Registro de la Propiedad de Sanlúcar de Barrameda emite una nota simple informativa de la finca de Chipiona número 5.863 correspondiente a la solicitud formulada por Rinconada Siglo XXI. El protocolo de colaboración entre el Ayuntamiento y Vía Torneo recoge en su expediente un documento privado con fecha 30 de marzo de 2005, 14 días después del interés por la situación de la finca de Chipiona. En la nota simple del Registro de la Propiedad número 6 de Sevilla correspondiente a la finca que se recalificará a Vía Torneo aparece reflejado que se envía telefax por parte del notario José Ignacio Rioja Pérez a las 14:26 solicitando la presentación y compresivo de circunstancias esenciales de la escritura otorgada en Brenes ese mismo 12 de septiembre de 2005, protocolo 1.860/2005, por la que Vía Torneo compra la finca número 1.196 del término municipal de La Rinconada. Al mismo tiempo se presentó el protocolo 1.861/2005 por el que Vía Torneo constituyó una hipoteca a favor de La Caixa por 1,7 millones. Dos días después, el 14 de septiembre de 2005 se procedió a la compra de la finca de Chipiona por parte de la empresa municipal Soderinsa y de Promociones Guerrero Coca SL, hecho que queda reflejado en escritura pública donde se contempla la c-v y segregación de la finca en dos parcelas. A Soderinsa, los 1.127 metros cuadrados de parcela le cuestan 1.394.348,07 euros.

Vía Torneo, cuyos administradores mancomunados son Joaquín Guerrero Romero y Juan Delgado García, firman el protocolo de colaboración (acuerdo de intenciones) con el Ayuntamiento de La Rinconada el 4 de julio de 2005. Según consta en el expediente, la finca que será recalificada es adquirida por esta sociedad el 30 de marzo de 2005, como aparece reflejado en documento privado de compraventa. En la nota simple del Registro aparece como fecha de compra de la finca el 12 de septiembre de 2005.

El negocio pudiera entrar dentro de los trámites habituales y de lo considerado «normal», obviando la burocracia acelerada y que se da la circunstancia de que Joaquín Guerrero es militante del PSOE de La Rinconada y habitual de la Casa del Pueblo, según fuentes municipales. El administrador de Promociones Guerrero Coca, con domicilio en el municipio rinconero, realiza lo que podría denominarse un gran negocio con Soderinsa, la Sociedad de Desarrollo Local de La Rinconada. La empresa de Guerrero y el Consistorio compran una finca a medias. Guerrero pretende construir un hotel de cuatro estrellas en el Paseo Costa de la Luz de Chipiona. La finca tiene 2.254 metros cuadrados. A Guerrero sólo le interesa la mitad, ya que en la otra sólo se pueden construir, según el PGOU de Chipiona, con dos estrellas. Sea como fuere, Guerrero adquiere la finca a medias con el Ayuntamiento, que habla de hacer un apartotel de dos estrellas como residencia de ocio para los vecinos. Actualmente, esta parcela sirve de aparcamiento para el hotel de Guerrero y el Consistorio cobra por ello 3.000 euros al mes (al año, según el Partido Popular) tras haber realizado una inversión cercana a 1,4 millones.

Dos parcelas de distinto valor pero el mismo precio

El hotel Monterrey Costa fue inaugurado el 8 de abril de 2011, en primera línea de playa, muy cerca del santuario de la Virgen de Regla. La parcela en cuestión, comprada a medias entre la promotora de Joaquín Guerrero y el Ayuntamiento en una operación en la que en un plazo de 16 días también se recalifica una finca rústica en término del municipio hispalense vendida al promotor, cuenta con 2.254 metros que se dividen en dos terrenos similares de 1.127 metros cuadrados. En tamaño, resultan equiparables. Por ubicación, no obstante, resulta más atractiva la parcela con que se queda el empresario, en primera línea de playa y en la que se permite construir hoteles de mayor rango. En la parcela del Ayuntamiento, lo máximo que se permiten son dos estrellas. Promotor y Ayuntamiento pagan lo mismo: alrededor de 1,4 millones de euros. Se establece una servidumbre de paso entre las parcelas. Con el estallido de la burbuja inmobiliaria, el Ayuntamiento de La Rinconada ni se plantea retomar el apartotel. Sin pasar por Pleno, el Ayuntamiento cedió su parcela al promotor, que habilitó un aparcamiento para el hotel, a cambio del mantenimiento. Posteriormente, se votó en Pleno el pago de una compensación por su uso.