«La Danza de los Locos» aspira a ser fiesta de interés turístico

Seis jóvenes  rotan y se chocan unos con otros mientras hacen sonar las castañuelas
Seis jóvenes rotan y se chocan unos con otros mientras hacen sonar las castañuelas

Más de 1.500 personas, llegadas de varias provincias, visitaron ayer la entidad local autónoma de Fuente Carreteros, dependiente de Fuente Palmera (Córdoba), que celebra cada 28 de diciembre su tradicional «Danza de los Locos» que evoca la matanza de bebés por Herodes.

El alcalde de Fuente Carreteros, José Manuel Pedrosa, que es uno más de los «locos», explica a Efe que la de este año ha sido una edición «estupenda», con una asistencia superior a la de años pasados. Los orígenes de este baile, que se remonta al siglo XVIII, no son claros, ya que unas corrientes de investigación apuntan que la danza fue traída por los primeros colonos de sus tierras de origen centroeuropeo, mientras que otra hipótesis baraja la posibilidad de que el baile sea autóctono.

El alcalde apunta más al origen colono, cuando los pueblos tirolenses y germanos llegaron a la colonia de Fuente Palmera, durante la colonización promovida por Carlos III en esta zona de la provincia, y a eso se aferra para conseguir que la Junta declare la «Danza de los Locos» fiesta de interés turístico regional. Los bailarines –todos hombres– van vestidos de mujer, para interpretar el papel de madres, mientras que el danzante más joven hace de «loquilla», que es el personaje que simboliza a Jesucristo.