La fragata Santa María vuelve a Rota

Ha participado en las maniobras antisubmarinas avanzadas de la OTAN

Ha participado en las maniobras antisubmarinas avanzadas de la OTAN

La fragata Santa María llegó ayer a la Base Naval de Rota, en Cádiz, finalizando así su integración en la Agrupación Permanente de la OTAN número 2, que comenzó el pasado 3 de abril en el Puerto de Odesa, Ucrania. La Agrupación ha estado bajo el mando del Comodoro holandés Boudewijn Boots, a bordo de su buque insignia el Hnlms Evertsen, según explicó en un comunicado La Armada.

La agrupación ha realizado en este periodo cuatro patrullas a través del Mediterráneo Central, Oriental y en el Mar Negro, además de diversas colaboraciones y ejercicios con las marinas aliadas turca, helena y ucraniana.

Además de la Santa María, las fragatas canadiense HMCS Toronto y turca TGC Gelibolu y el buque de aprovisionamiento en combate francés FS Var’han compuesto la SNMG-2.

El buque ha desarrollado una intensa actividad, llevando a bordo un helicóptero SH-60B y un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) de Infantería de Marina, que apoyó al trozo de visita y registro de la fragata.

Ochenta días después de salir del territorio nacional, la Santa María llegó a la Base Naval de Rota con más de 15.800 millas navegadas. Ha participado en las maniobras antisubmarinas avanzadas de la OTAN Dynamic Manta 2019, al este de Sicilia con más de diez países y alrededor de 3.000 militares participantes.