La Guardia Civil señala a Fernández, Guerrero y Rivas por una ayuda de 16,4 millones de los ERE

La Razón
La RazónLa Razón

Un rosario de al menos una decena de irregularidades. Esto es lo que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha detectado en el expediente de la ayuda de 16.484.159,60 euros que la Junta concedió a Heineken España para un ERE en 2006 y por lo que cree se debe encausar, entre otros, al ex consejero de Empleo Antonio Fernández, al ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero o al ex delegado de Empleo en Sevilla Antonio Rivas. El listado se detalle en un atestado que ya ha sido elevado al juzgado al que tuvo acceso LA RAZÓN e incluye la carencia de competencia de Guerrero para otorgar el dinero, la inexistencia de solicitud por parte de los ex empleados de la empresa de la ayuda y, por tanto, de la documentación que debía acompañarla; el que no se acreditó la finalidad pública de la subvención; o el que los investigadores no hayan encontrado «ninguna resolución dictada por el consejero» por la que se asignaran los fondos «a cada uno de los trabajadores beneficiarios». Y hay más. Tampoco han localizado documentos que acrediten que la entidad cumplía sus obligaciones tributarias o con la Seguridad Social ni escrito en el que se hubieran fijado «las condiciones impuestas a los beneficiarios». La Guardia Civil pone el foco además en la falta de «seguimiento» y de «fiscalización» de la ayuda por parte del Gobierno andaluz. Entre los presuntos responsables apunta también a ex directivos de Heineken y de ING Employed Benefits e ING Nationale Nederlanden.