La historia y los secretos de la Iglesia de San Juan Bautista de La Palma del Condado

El Ayuntamiento de La Palma ha publicado el libro «La Iglesia de San Juan Bautista de La Palma del Condado, Historia, Arquitectura y Patrimonio», una publicación que sale ahora a la luz y que viene enmarcada en la celebración del 250 aniversario de la construcción del emblemático edificio tras el terremoto de Lisboa, una efeméride a la que La Palma le dedicó todo 2018.

La publicación ha sido dirigida académicamente por el doctor en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla, Enrique Infante Limón, y ha contado también con la aportación de distintos especialistas en Historia y Arte de reconocida solvencia académica como Cristina Ramos, Juan Jesús Sáchez Belchiz, Antonio Valiente; Juan Prieto y Eugenio Bernal. Sobre la Parroquia de La Palma había muchas otras que no se conocían, porque el propio terremoto de 1755 borró una parte importante, según reconoce Infante, el cual define como un hito artístico y arquitectónico y una de las obras de la época más interesantes en la región. Se trata de «una publicación que estaría destinada a los palmerinos pero que tenía que servir al mismo tiempo para darle al edificio y a su patrimonio cultural el lugar que merecía a nivel académico». El libro recupera una memoria perdida, ya que en 1936 se perdió parte del patrimonio artístico y documental. La investigación ha estado basada en una abundante documentación de archivo, más de 600 notas a pie de página y un aparato bibliográfico de unos 200 títulos que hacen que un porcentaje muy alto de la publicación aclare cuestiones inéditas nunca planteadas. El libro está dividido en dos partes. La primera basada en el contexto histórico. Cristina Ramos dibuja el panorama de La Palma a mediados del siglo XVIII. Juan Jesús Sánchez introduce en un ámbito desconocido como la historia de la institución parroquial. El alcalde, Manuel García Félix, señaló que se trata de una publicación impagable: «Me quedo sin palabras ante esta magistral obra que presentamos como sello inapelable del valor histórico, artístico, cultural y patrimonial del edificio».