La Junta paga la vivienda a altos cargos que tienen cuatro pisos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Viceconsejeros, delegados provinciales y directores generales se benefician sin limitación de indemnizaciones mensuales pese a que algunos cuentan con un extenso patrimonio inmobiliario y económico

El debate sobre los privilegios de la clase política sigue sin abrirse. Las indemnizaciones por vivienda que reciben tanto los miembros del Gobierno andaluz como los altos cargos designados por ellos son solo uno de tantos. Si se compara con los límites impuestos para la ayudas al alquiler de vivienda que la propia Junta fija para el resto de los andaluces –una persona no puede cobrar al mes más de 532 euros y la subvención sería de 200 como máximo y por supuesto no puede tener una vivienda en propiedad– la desigualdad es evidente.Exceptuando a los siete consejeros que la percibían, de los que ya se ha informado anteriormente, otros 44 directivos disfrutan de ese plus cada mes, con cantidades que oscilan entre los 415 y los 1.358 euros, según refleja el Portal de Transparencia con datos actualizados a 31 de marzo. Estas personas no solo son dueños en algunos casos de un gran patrimonio inmobiliario –con hasta cuatro pisos e incluso edificios enteros–, si no que además su sueldo está muy por encima de la media andaluza.

El delegado territorial de Medio Ambiente en Córdoba recibe el tope, 1.357 euros, para compensar los gastos derivados del cambio de domicilio, al estar su lugar de trabajo en la capital cordobesa. Posee cuatro viviendas –tres en Córdoba y una en Málaga– siete plazas de garaje y cuatro propiedades calificadas como rústicas, según figura en su declaración pública de bienes patrimoniales, a la que están obligados todos los altos cargos autonómicos. Tiene además participaciones en diversas empresas, la más significativa en Aceites Oro del Sur, por valor de 446.000 euros.

El director del CAAC declara un apartamento en Murcia. Él recibe 1.331 euros mensuales, además de su sueldo. La ex directora general de cambio climático posee dos pisos en Huelva, ambos al 50%. Su plus antes de su cese era de 540 euros. Cuatro pisos y tres plazas de garaje posee también el ex director general de Innovación de la Consejería de Educación, cesado en la última remodelación del Gobierno andaluz. La Junta le pagaba cada mes 961 euros.

El ex director general de Planificación y Centros en Educación –cesado en julio– declara cuatro pisos en Málaga, tres plazas de garaje y una parcela industrial también en la capital, además de cuatro coches y una motocicleta. También posee 52.000 euros en acciones en una empresa de automoción. Cada mes se embolsa 972 euros como ayuda para la vivienda.

Otro responsable con un extenso patrimonio es el director general de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (Agapa): tres pisos en Jaén –de entre 135 y 189 metros cuadrados– y una finca rústica son sus propiedades, junto a dos coches, entre ellos un BMW. A ello se suma un plan de pensiones de 177.700 euros y otros 143.000 euros en acciones. Para ayudarle con sus gastos de vivienda, cada mes la Junta le ingresa 1.062 euros. En la misma Consejería, la directora general de Recursos Humanos disfruta de una ayuda de 1.348 euros. Tiene dos pisos en Huelva y en Punta Umbría y una plaza de garaje, además de una Parcela en Gibraleón y un fondo de pensiones de 77.000 euros. El director general de Vivienda es otro de los altos cargos con plus, al igual que el consejero. Tiene un piso con garaje en Jaén. Su extra mensual asciende a 1.113 euros.

En la Consejería de Igualdad, la directora general de Servicios Sociales declara tres pisos en Granada –dos al 50%– y dos terrenos. Recibe 1.014 euros para vivienda. El jefe de gabinete del vicepresidente posee dos inmuebles al 50% en Cádiz. Su plus mensual es de 1.016 euros. La secretaria general técnica de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio percibe algo más, 1.246 euros. Tiene dos viviendas en Málaga.

El director general de Administración Local es el que mayor patrimonio acumula: dos edificios completos con cuatro pisos y cuatro locales en total; un solar urbanizable también en Granada de 500 metros cuadrados; mil metros de regadío, además de otros terrenos con propiedad compartida. Recibe al mes 789 euros para gastos. La directora general de Universidades declara dos viviendas, en Granada y Bubión. Su plus es de 1.214 euros. Con tres pisos –dos en Huelva y uno en Sevilla– y 66.700 euros en un plan de pensiones y otros 22.500 en un depósito a plazo fijo, su indemnización por vivienda es de 1.328 euros. Dos pisos también, uno en Córdoba y otro en Jaén, declara la secretaria general de Vivienda. Aún así, cada mes se le ingresan 1.357 euros por los costes de residencia derivados de su cargo.

La directora general de Actividades y Promoción del Deporte es propietaria de dos viviendas en Granada y tres plazas de aparcamiento al 50%, además de una parcela. Dispone de un BMW y 87.000 euros entre planes de pensiones e inversiones. Se embolsa 1.273 euros por trabajar en Sevilla. La responsable de la Agencia de la Competencia cobra 1.350 euros euros al mes como indemnización, pese a que dispone de más de 156.000 euros en inversiones diversificadas, un piso en Almería, otros dos en Granada y Murcia fruto de una herencia y ochenta mil euros en su cuenta corriente. Otra delegada provincial, la de Cultura en Jaén, dispone de dos viviendas, un garaje y una parcela en Jaén. Su indemnización por vivienda es la más baja, 415 euros. Su homónimo en Almería tiene vivienda en la provincia pero cobra 652 euros adicionales. La delegada de Igualdad en Jaén cuenta con dos pisos y un olivar, además de un Volvo y otro vehículo. Su plus por vivienda es de 930 euros.

Cuatro pisos –tres en Málaga y uno en Córdoba– y tres garajes ostenta el director general de Planificación Económica de la Junta. Además de 132.000 euros en planes de inversiones y de pensiones. Pese a ello, cada mes suma a su sueldo 1.157 euros como compensación por los desplazamientos. La directora general de Participación y Equidad en Educación tiene un solar y un piso en Cádiz. Eso no le impide embolsarse cada mes 1.028 euros extra.

El secretario general de la presidenta es de los que menos posesiones declara: un piso en Ciudad Real al 50% y dos coches, además de un plan de pensiones de 11.000 euros. Sus gastos de vivienda cuestan a la Junta 1.218 euros al mes. El viceconsejero de Agricultura solo declara una vivienda con garaje y trastero al 50% en Córdoba y un aparcamiento para bicicleta cuyo valor catastral es de 26.600 euros (frente a los 37.450 del piso que posee). Su plus es de 1.309 euros. El director de la Agencia Andaluza de Cooperación al Desarrollo también comparte la propiedad de una vivienda con garaje al 50%. Percibe 805 euros.

El presidente del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales también tiene una sola propiedad, un piso en Granada con garaje y trastero al 50%. Por su cargo se le compensa con 1.328 euros mensuales, además de su sueldo. Un tercio de un piso heredado es lo único que posee el director general de Formación para el Empleo, que tiene un extra de 935 euros mensuales. La directora general de profesionales del SAS posee vivienda en Granada y parte de fincas heredadas en León. Su incentivo es de los más altos: 1.351 euros al mes. El delegado en Cádiz de Igualdad, Salud y Políticas Sociales declara una propiedad en esa provincia. Recibe 1.327 euros para gastos de vivienda al mes. El director general de Infraestructuras tiene su vivienda familiar en Granada, como su homónimo de Urbanismo. Cada uno cobra 1.148 euros mensuales y 930 euros, respectivamente, en compensaciones por traslado. La directora general de Salud Pública tiene una finca rústica a medias y otras dos de una herencia compartida, aunque acumula 57.000 euros entre planes de pensiones e inversiones. Al mes recibe 1.264 euros. La delegada de Cultura en Cádiz tiene dos adosados, uno en Las Palmas y otro en Cádiz, y un BMW. También tiene derecho a 800 euros mensuales como compensación. Un piso con garaje al 50% y un segundo aparcamiento declara el presidente de Ifapa, aunque éste tiene también 227.000 euros entre depósitos y fondos de inversión y una participación en una cooperativa de 22.000 euros. Cada mes ingresa 1.326 euros extra. Al viceconsejero de Igualdad le pagan 816 euros mensuales aunque tiene un chalé de casi 300 metros cuadrados, según su declaración pública. El delegado de Medio Ambiente en Almería disfruta de un piso en su provincia, pero aún así se le compensa con 708 euros al mes. La viceconsejera de Fomento, con piso y dos plazas de garaje en Granada, cobra 1.358 euros en ayuda para vivienda, como la viceconsejera de Presidencia, también con domicilio en Motril, donde tiene un piso con garaje, y un plan de pensiones de 22.000 euros. Su plus es de 1.162 euros. La directora general de Consumo declara dos pisos y un local –al 66 por ciento dos de ellos– y un plan de pensiones. Su ayuda son 725 euros al mes. El secretario general de Agricultura posee la mitad de una vivienda y percibe 1.357 euros de plus. La directora general de Participación y Voluntariado cobra 995 euros aparte de su sueldo. Tiene la mitad de una vivienda, el 25% de un local y 89.000 euros en varias empresas.