La Junta suspende los proyectos de excelencia de las universidades

Sólo reconoció problemas puntuales el mismo día que dictó la resolución de suspensión

La Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología aprobó el martes 29 la resolución en la que suspende el plazo de presentación de los incentivos de investigación de excelencia en distintas modalidades.
La Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología aprobó el martes 29 la resolución en la que suspende el plazo de presentación de los incentivos de investigación de excelencia en distintas modalidades.

La Junta ha dejado en suspenso la convocatoria para 2013 de proyectos de investigación de excelencia universitaria al no haber resuelto aún los expedientes del ejercicio anterior.

La Junta de Andalucía ha dejado en suspenso la convocatoria para 2013 de proyectos de investigación de excelencia universitaria al no haber resuelto aún los expedientes del ejercicio anterior. Así consta en una resolución de la Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología fechada el pasado martes y a la que ha accedido este periódico.

La citada resolución señala una suspensión provisional del plazo de presentación de solicitudes de algunos incentivos universitarios del programa 2008-2013. Concretamente, cita los Proyectos de Investigación de Excelencia, proyectos de Aplicación del Conocimiento (I+D+i), Plan Anual de Actividades, implantación o mejora de infraestructuras y equipamiento científico tecnológicos en sus fases de definición y ejecución y acciones complementarias.

La Secretaría General de Universidades reconoce que las convocatorias del ejercicio 2012 se encuentran todavía en «fase de valoración». Como causa, alega un «retraso en la implementación de determinadas aplicaciones informáticas en los desarrollos de los distintos módulos necesarios para la tramitación de las solicitudes».

«Al constituir la resolución de estas fases de valoración un elemento esencial para la eficaz tramitación de la convocatoria en vigor, y teniendo en cuenta los perjuicios que podrían derivarse de la continuación de los procedimientos de las mismas en estas condiciones (...) es conveniente suspender como medida provisional fundamentada en el artículo 72 de la Ley 30/1992 (...) los plazos de presentación de solicitudes abiertos», abunda la Administración andaluza.

La decisión, sin embargo, no ha sentado nada bien en la comunidad educativa, según explican a este periódico profesores universitarios consultados, porque corta en seco la actividad de multitud de equipos de investigación, que ahora no tienen por delante ningún marco temporal definido. En un primer momento, el plazo de solicitud de estos incentivos estaba fijado entre el 15 y el 29 de enero. La resolución de la Junta suspende la convocatoria, pero no remite a otro plazo, que queda a expensas de que la Secretaría General de Universidades levante la suspensión a través de otra resolución.

Señala en su descargo la Junta que «distintos interesados y, particularmente, los vicerrectores de investigación de las Universidades Públicas de Andalucía, que representan alrededor del noventa por ciento del volumen de estos incentivos, han puesto de manifiesto a esta Secretaría General los perjuicios que podrían derivarse de la continuación de los procedimientos de la convocatoria 2013 en las condiciones citadas».

La suspensión de uno de los principales incentivos de investigación de la Junta viene precedida de una polémica reciente. El Partido Popular denunció esta semana que el Gobierno andaluz no estaba pagando algunos proyectos de excelencia concedidos desde el 2008, al tiempo que anunció que preguntaría en el Parlamento por este asunto al consejero del ramo, Antonio Ávila. Ponía el acento el PP en que la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo publicara en el Boletín Oficial de la Junta (BOJA) la convocatoria de nuevos proyectos de excelencia para 2013 sin que se hubieran resuelto los de 2012 –como viene a reconocer la resolución del día 29– y sin que se hubieran pagado los de 2011, además de la existencia de proyectos impagados que se remontan al año inicial del marco de las ayudas: 2008.

El secretario general de Universidades, Francisco Triguero, salió rápidamente al paso para señalar que la Junta liquidó en noviembre la deuda reconocida sobre proyectos de excelencia y que tampoco debía «ni un euro» a las universidades respecto a la beca Erasmus, otro recorte denunciado por el Partido Popular.

Sí reconoció el secretario general de Universidades en relación a los proyectos de excelencia «problemas administrativos que pueda haber en algún proyecto o en alguna justificación que no haya cubierto lo establecido por la propia norma reguladora». A la luz de los hechos, no dijo todo lo que sabía. El mismo día que pronunció estas palabras, la Junta emitió la resolución para suspender la convocatoria de 2013 y seguidamente lo puso en conocimiento de las universidades. La excelencia ha sido una de las palabras que el presidente de la Junta ha alineado más veces en sus discursos junto a la educación. La excelencia educativa es una apuesta personal y de Gobierno de Griñán. Así quedó de manifiesto en su primer discurso de investidura del año 2009, en el reciente del dos de mayo de 2012 y cada vez que ha tenido oportunidad de expresar sus objetivos sobre la educación pública y la Universidad. Pero, de momento, los proyectos de excelencia universitaria esperan fecha para arrancar.