La justicia argentina resuelve que Carlos Fernández sea extraditado y juzgado en España

Carlos Fernández, el día de su detención en Argentina

La justicia federal argentina ha resuelto aceptar la solicitud de extradición cursada por el Gobierno español para que el ex concejal del Ayuntamiento de Marbella Carlos Fernández sea repatriado y comparezca ante la Audiencia Nacional. No obstante, esta decisión podrá ser apelada ante la Corte Suprema, extremo que confirmó la defensa del ex edil.

Así, hasta que se resuelva el recurso, Fernández podrá disfrutar de libertad una vez que abone una fianza de unos 300.000 pesos, en torno a 14.200 euros. La extradición se ha acordado por uno de los seis procedimientos por las que España la solicitó, el conocido como caso “Saqueo II”, del que es competente la Audiencia Nacional, en el que se solicita la pena de 9 años de prisión y más de 7,8 millones de euros en concepto de responsabilidad civil y cuya Sala Tercera solicitó la extradición.

La causa, que fue juzgada en el año 2013, el ahora encarcelado en Argentina desde el pasado mes de septiembre, está acusado de un delito continuado de malversación de caudales públicos y por un delito de falsedad en documento mercantil.

Según la jurisprudencia argentina, los delitos por los que el que fuera concejal del GIL y con posterioridad del Partido Andalucista, -entre ellos la «operación Malaya» que motivó su huida en el año 2006-, ya habrían prescrito.