Los ERE, una fómula al servicio de los socialistas

El PP cree que la Fiscalía demuestra que «mientras el PSOE ganaba elecciones hacía trampas» y Podemos cree que Chaves y Griñán gobernaron «para sus intereses».

Rueda de prensa de Ana Mestre
Rueda de prensa de Ana Mestre

El PP cree que la Fiscalía demuestra que «mientras el PSOE ganaba elecciones hacía trampas» y Podemos cree que Chaves y Griñán gobernaron «para sus intereses».

El contundente escrito de la Fiscalía Anticorrupción contra los altos cargos andaluces por el escándalo de los ERE ha servido para que la oposición, al unísono, censure una forma de hacer política en la última década. Más allá de las peticiones individuales de responsabilidad –entre las que destacan los seis años de cárcel solicitados para el ex presidente José Antonio Griñán–, hay cierto consenso: los fondos públicos se utilizaron para garantizar una «paz social» que ayuda al PSOE en su acción política.

En este sentido, el PP-A aseguró ayer que «mientras el PSOE en Andalucía ganaba elecciones estaba haciendo trampas» y acusó a los socialistas de «echar balones fuera», «no dar la cara» ni hacer «autocrítica»». La vicesecretaria de Acción Política y Municipal de los populares andaluces, Ana Mestre, apuntó que el Ministerio Público aclara en su escrito «cómo se ha tramado esa red clientelar para perpetuarse en el poder».

A su juicio, Anticorrupción «confirma una red clientelar para perpetuarse en el poder y define prácticamente la autoría intelectual de este fraude, poniéndole nombre y apellidos», de ahí «la solicitud de cárcel para Griñán, inhabilitación para Chaves y otros tantos, para hasta 26 cargos públicos de los gobiernos socialistas de Andalucía».

Por ese motivo, argumentó que «mientras el PSOE-A ganaba elecciones, estaba haciendo trampa» y agregó que la Fiscalía «deja muy claro todo lo que eludió durante estos años el propio Consejo de Gobierno y la Junta y lo que se favoreció para perpetuarse en el poder a pesar de todas las advertencias».

Mestre afirmó que «desgraciadamente, una vez más, vemos que Andalucía sigue siendo noticia nacional por los ERE» y lamentó que, «desgraciadamente, Andalucía, debido a los ERE, ha perdido millones de oportunidades». «Desgraciadamente mientras los andaluces estaban luchando día a día por sacar adelante a su familia y sus trabajos, por otro lado se iban despilfarrando y beneficiando a una serie de personas que determinaba el PSOE-A a favor, y en contra de la mayoría de los andaluces», dijo.

De esta manera, puso de relieve que «la causa de cuatro golfos ha quedado en algo que desgraciadamente ha acusado de manera directa por la propia Justicia a los dos ex presidentes de la Junta».

En este punto, la dirigente popular recordó que «solo el PP-A elevó la causa y puso el centro de miras y su responsabilidad en los dos expresidentes, mientras que el PSOE-A lo achacaba a cuatro golfos y a un director general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero. Hoy el tiempo da la razón al PP-A», dijo.

Por su parte, la parlamentaria por Sevilla y secretaria de Acción Institucional de Podemos Andalucía, Begoña Gutiérrez, esgrimió que con el escrito de Anticorrupción queda claro que Chaves y José Antonio Griñán «no han gobernado para los ciudadanos, sino para sus propios intereses».

La parlamentaria andaluza consideró «una vergüenza» que ambos ex presidentes puedan estar «inmersos en un caso» como este y ve «demostrado» que han estado guiados por sus propios intereses durante sus mandatos.

Desde IU tampoco se restó trascendencia a la acusación del Ministerio Público, pese a que en su momento la coalición no atisbara responsabilidades políticas de Chaves y Griñán en la comisión de investigación. El coordinador general y portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, insistió en que el escrito es «demoledor», si bien introdujo un matiz en el caso de Griñán: «Es posible que tenga responsabilidad política como consejero de Economía pero siendo presidente intentó cerrar ese agujero, esa es mi impresión».

Maíllo apuntó que el texto de la Fiscalía Anticorrupción es «muy pedagógico» y expplica cómo el dinero «se utilizó a discreción para dar ayudas a empresas y ERE, que no se hizo con concurrencia competitiva y que hubo opacidad total», detalló.

Para el líder andaluz de IU hay que diferenciar entre el procedimiento judicial y las responsabilidades políticas, porque las segundas «tienen que ver con una década de impunidad del PSOE-A en la Junta que explica un comportamiento de descontrol sobre fondos públicos». En este sentido, «Griñán no se ha llevado dinero, ni se ha llevado dinero nadie», pero «sí se ha usado dinero público con una falta de transparencia absoluta, con tres pícaros, los fernández, los viera y los guerrero, que fragmentaban las partidas para que pasaran el control del Consejo de Gobierno».