Los jueces afean a Díaz que ligara los ERE con «Lezo»

La Audiencia ratificó la encausación de Chaves y Griñán dos meses antes de estallar la operación de Madrid

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer en una sede socialista de Salamanca
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer en una sede socialista de Salamanca

La Audiencia ratificó la encausación de Chaves y Griñán dos meses antes de estallar la operación de Madrid

No es inusual que desde el mundo de la política se opine de cuestiones judiciales, pero esta vez, quizá como reacción a lo acostumbrado, los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla, no le aceptan a la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, teorías conspiratorias, contra las que arguyen datos fechados. La socialista, ocupada en intercambiarse los trajes de máxima dirigente del Gobierno autonómico y candidata a dirigir su partido, planteó el pasado 28 de abril que «cantaba demasiado» que cada vez que el PP está «con el agua al cuello» en materia de corrupción se saque el «caso de los ERE» que afecta a sus predecesores en San Telmo, los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Fue a su llegada a un desayuno informativo organizado por Europa Press y la Fundación Cajasol. Se acababa de conocer que la Audiencia sevillana había confirmado el procesamiento del ex interventor general de la Administración regional Manuel Gómez y de otros dos ex altos cargos en la denominada rama política de los ERE, la centrada en el procedimiento específico por el que se regó de subvenciones a algunos y que está por determinar si se ideó para poder eludir controles y repartir los fondos públicos de forma arbitraria. Con ello se resolvían todos los recursos interpuestos por los implicados en ese proceso y se concluía que tendrán que pasar por el banquillo 22 encausados, entre ellos Chaves y Griñán y ex consejeros como Magdalena Álvarez, Gaspar Zarrías, José Antonio Viera, Francisco Vallejo o Carmen Martínez Aguayo. Para completar el contexto hay que señalar que la llamada «operación Lezo» había colocado el foco informativo esos días en el PP de Madrid, al provocar la detención, entre otros, del ex presidente de esa comunidad Ignacio González e, incluso, la tercera dimisión de su antecesora, Esperanza Aguirre, el día 24.

«Qué casualidad que llevamos años que cada vez que se conoce un nuevo caso de corrupción en el PP aparecen otra vez Chaves y Griñán», deslizó Díaz en la antesala del desayuno, para añadir que esa circunstancia ya no era producto del azar. «Yo en la política no creo en las casualidades», aseveró, según recogió la propia Ep, para añadir que si había algo «evidente» en el «macroproceso» de los ERE era, a su entender, que a ninguno de los dos ex presidentes andaluces «se les está investigando por ningún tipo de enriquecimiento» personal y que no existe «financiación ilegal del PSOE».

Díaz sembró ciertas dudas al relacionar el dictado de resoluciones en el ámbito del caso de los ERE presuntamente fraudulentos con la difusión de «Lezo» y ahora desde la Sección Séptima del tribunal provincial han considerado obligado responderle y hacer algunas precisiones «para una mejor y más completa información de la opinión pública». En un comunicado trasladado a los medios desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), replican que es «un hecho notorio y de general conocimiento» que la Audiencia tiene asignada «la resolución en exclusiva de cuantos recursos de apelación se interpongan durante la instrucción de la causa de los ERE» y ello, «tanto en lo que atañe al procedimiento inicial», a la matriz del caso, como a «los incoados en virtud de las piezas separadas» en las que las instructoras de la «macrocausa», las juezas Mercedes Alaya, primero, y María Núñez Bolaños, después, la trocearon desde su arranque hace ya más de seis años.

Los magistrados quieren dejar claro que desde que «por el mes de mayo del año 2012» se le comenzaron a repartir con cierta continuidad recursos ligados a ese «macroproceso» se han resuelto «más de 200», a lo que hay que sumar que en el tiempo consumido de 2017 «se han dictado 44 autos» sobre este asunto. De esa cifra global, «35» se enmarcan en el bloque que protagoniza el mencionado procedimiento específico para otorgar los fondos salientes de las arcas públicas. Y aún hilaron más: cinco de ellos hay que datarlos el pasado febrero, otros 24 se emitieron al mes siguiente, en marzo, y los seis restantes corresponden a abril.

Los integrantes de la Sección Séptima, entre los que se encuentra Alaya, quien no puede intervenir en la resolución de los recursos de los ERE al haber llegado precisamente a ella desde el juzgado sevillano en el que germinó ese caso, han encarado las palabras de la presidenta de la Junta para puntualizar también que «las primeras noticias sobre la ‘operación Lezo’ no fueron publicadas hasta bien entrada la segunda quincena del pasado mes de abril» y que, en concreto, los recursos de los socialistas Chaves y Griñán fueron abordados «por sendos autos fechados el día 17» de febrero de este año.

La afirmación de Díaz de que no cree en las casualidades en política ya había sido aprovechada por su oposición en la comunidad. De hecho, desde el PP-A la agarraron para arrojársela, al apuntar que es difícil de tragar que sea fruto de la misma que el ponente asignado para enjuiciar la pieza hilvanada a los ex presidentes sea ex alto cargo de ejecutivos regionales, incluso de uno presidido por ella.