Málaga lidera las agresiones al personal sanitario, según CC OO

El sindicato cifra en 684 las camas hospitalarias necesarias para alcanzar la ratio andaluza

Protesta de profesionales sanitarios / Foto: Manuel Olmedo

El sindicato cifra en 684 las camas hospitalarias necesarias para alcanzar la ratio andaluza

Profesionales, pacientes y organizaciones sindicales siguen alertando del deterioro de la sanidad pública malagueña, que vivió recientemente varias jornadas de huelga. Siguiendo el eco de estas protestas, CC OO presentó ayer un informe en el que hace balance de la situación, destacando que es la provincia con más agresiones a sanitarios y la que presenta más personas en listas de espera para consultas externas. El secretario general de CC OO de Málaga, Fernando Cubillo, aseguró que este documento «refleja la realidad sanitaria malagueña y es un punto de partida para el nuevo Gobierno andaluz».

Entre las medidas que reivindica, destacan el aumento presupuestario y de plantillas junto a una mejora de la atención primaria. También señaló Cubillo que «es importante que la Junta de Andalucía clarifique la situación de oposiciones y del personal de refuerzo». Además, destacó que es necesario mejorar la atención integral de los servicios de emergencias y que haya un refuerzo en la investigación biomédica. Por su parte, el secretario general del sindicato de sanidad y sectores sociosanitarios de CC OO de Málaga, Rafael González, manifestó que «es necesario que la Junta de Andalucía considere la situación que vive esta provincia y que reponga el agravio que en materia inversora llevamos soportando tantos años».

Entre otros datos, el informe de CC OO refleja una pérdida de empleo público en el sector sanitario. Se han perdido 1.893 plazas, lo que supone un 20,41 por ciento de todas las plazas de todas las categorías de la sanidad pública en Andalucía.

Se han cerrado camas de los centros públicos (378 camas hospitalarias de la sanidad pública en los últimos seis años) y han aumentado las camas de centros privados. El 38,63 por ciento del total de camas privadas de Andalucía pertenecen a Málaga, sin embargo las camas públicas en la provincia suponen el 15,38 por ciento.

Relacionando las camas hospitalarias con la población se detecta que en Málaga serían necesarias 684 para alcanzar la ratio andaluza de camas por habitantes y 851 camas hospitalarias para alcanzar la media española. Entre otros datos, este informe refleja que este año Málaga ha sido la provincia con más personas en lista de espera para consultas externas, que sirve de tapón para las del resto de servicios.

Respecto a las agresiones a los profesionales sanitarios, en la provincia es donde más se dan, tanto físicas como verbales, con una dotación de recursos preventivos deficitarios con respecto a otras provincias, lamentaron los portavoces sindicales.

Ante ello, CC OO propuso la reapertura con carácter de urgencia de todas las plantas cerradas en la actualidad de los hospitales malagueños, así como la utilización al cien por cien de las nuevas infraestructuras sanitarias y el hospital Valle del Guadalhorce.

Por otro lado, insistió en continuar con el cambio de política de personal del SAS con la sustitución de las ausencias por bajas, vacaciones y permisos reglamentarios y que las inversiones del Plan Costa de 2017 se mantengan durante todo el año.

A su vez, CC OO propone en cuanto al empleo un crecimiento por encima de la tasa de reposición para poder recuperar los 1.893 puestos de trabajo perdidos en la sanidad pública en los últimos años.

Desde el sindicato afirmaron que es necesario un crecimiento por encima del cien por cien de la tasa de reposición actual. Debe haber un aumento del 33 por ciento anual durante los próximos tres años, unas 750 nuevas plazas anuales y valorar a partir de ahí las nuevas necesidades.