Manuela Carrasco y Rancapino Chico, galardonados en la XXXII Edición del Compás del Cante

El Premio de la Fundación Cruzcampo está considerado como el Nobel del flamenco

El Premio de la Fundación Cruzcampo está considerado como el Nobel del flamenco

El auditorio Box Cartuja, Sevilla, acogió la Gala de la XXXII edición del Compás del Cante, una nueva entrega del reconocimiento conocido como Nobel del Flamenco, que tras de más de 30 ediciones distinguiendo a las figuras más talentosas del flamenco con el ‘Compás del Cante’ incorpora el galardón ‘Nuevo Compás’ para reconocer al talento joven.

El evento fue conducido por Teo Sánchez, periodista y director del programa Duendeando de Radio Nacional de España, y contó con la presencia de Patricia del Pozo, consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, y Jorge Paradela, presidente de la Fundación Cruzcampo y director de Relaciones Corporativas para Europa en HEINEKEN, que fueron los encargados de entregar el galardón junto a Rafael Riqueni, premio Compás del Cante XXXI, a Manuela Carrasco, leyenda de la escuela del baile gitano. En la categoría ‘Nuevo Compás’, que este año ha celebrado su segunda edición, se distinguió al joven cantaor Alonso Núñez Fernández ‘Rancapino Chico’, cuyo galardón fue entregado por Antonio Muñoz, concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla y Marcos Tarancón, vicepresidente de la Fundación Cruzcampo y director de Relaciones Corporativas y Área Legal de Heineken España.

A la gala, además de numerosos representantes del ámbito cultural y social de la ciudad y clientes de Heineken España, también acudieron caras conocidas como: Lole Montoya, José Carlos Gómez, Alba Molina, el Farru, Clara Montes, Antonio y Josemi Carmona, Pepe de Lucía, Pansequito, Cayetano Martínez de Irujo o Carlos Grilo.

El galardón ‘Compás del Cante’, conocido como Nobel Flamenco, fue otorgado a la bailaora Manuela Carrasco, quien recogió su reconocimiento agradecida tras haber sido destacada por su impecable trayectoria y su aportación indudable a una de las artes más representativas de nuestro país.

En la categoría ‘Nuevo Compás’, Alonso Núñez Fernández ‘Rancapino Chico’, fue premiado por su labor en torno a la difusión y la transmisión del flamenco entre las nuevas generaciones.

Durante la gala, el público se puso en pie en numerosas ocasiones: Rancapino Chico deleitó a los asistentes con su cante pasional y sentido, justo antes de ‘dar la alternativa’ a su jovencísima sobrina Esmeralda Rancapino que se unió al recital con gran madurez y sabiduría. El guitarrista Rafael Riqueni interpretó una pieza en solitario llenando de magia el escenario del Box Cartuja. La joven bailaora granadina, Alba Heredia, realizó un homenaje muy especial al baile de Manuela Carrasco en el que desplegó toda su fuerza y elegancia.

Con estas actuaciones, la Fundación consiguió plasmar y compartir con los galardonados e invitados el sentimiento del Compás y reunir a tres generaciones de artistas flamencos para resaltar la importancia tanto de las grandes figuras de este arte como la de los artistas que protagonizan el futuro del género.

La gala concluyó con un fin de fiesta con todos los artistas en el escenario en el que la homenajeada, Manuela Carrasco, acabó bailando descalza sobre el escenario, acompañada por el cante de Rancapino Chico y arropada por los artistas presentes.

La gala por primera vez se abrió al gran público, agotando una semana semana antes las entradas puestas a la venta, cuya recaudación irá íntegramente destinada a Alalá - Fundación Arte y Cultura por la integración, que tiene como misión apoyar la integración social mediante la educación de niños y jóvenes, potenciando la formación en valores a través de la cultura, el arte y el deporte.

El Compás del Cante tiene como objetivo reivindicar la actualidad del flamenco en el marco de la cultura popular contemporánea y poner en valor el prestigio de este arte. Con estas premisas, la imagen de esta edición ha sido diseñada por la joven artista jerezana María Melero (29). La ilustración representa a través de un lenguaje fresco y actual la pasión del flamenco, personificada en un corazón que reposa en una de las tradicionales sillas de enea repleta de símbolos.

La Fundación Cruzcampo lleva desde 1984 distinguiendo con sus galardones a grandes nombres del flamenco como: Manuel Mairena, Fosforito, Antonio Gades, Paco de Lucía, Fernanda de Utrera, Manolo Sanlúcar, Cristina Hoyos, Farruco, Mario Maya, Juan Habichuela, Enrique Morente, El Lebrijano, Carmen Linares, Manuel Morao y la Paquera de Jerez, entre otras figuras imprescindibles en la historia del flamenco. Todo apunta a que el Compás del Cante seguirá sumando ediciones de brillantes galas año tras año.

Acerca de Fundación Cruzcampo

La Fundación Cruzcampo fue creada en 1995 para promover el desarrollo social con foco en Andalucía. Gracias al respaldo de Heineken España hoy continúa contribuyendo al desarrollo de la sociedad a través de tres ejes de actuación: la innovación social, la cultura como elemento de transformación y la formación en hostelería como motor de empleo y generador de riqueza.

Su sede se encuentra en Sevilla y cuenta con tres Escuelas de Hostelería situadas en Sevilla, Jaén y Valencia, con una completa oferta formativa que combina la formación teórica con la práctica que tiene lugar a diario en sus restaurantes de prácticas.

En 2020, coincidiendo con su 25 Aniversario, abrirá sus puertas la nueva sede de Fundación Cruzcampo en el emblemático lugar donde se levantó la fábrica original de Cruzcampo en 1904, que volverá a ser referente en innovación y se convertirá en un nuevo foco de actividad cultural, social, gastronómica y un espacio de referencia para los amantes de la cerveza.

En el nuevo centro de 2.000 m2, la Fundación Cruzcampo desarrollará toda su actividad de apoyo al talento joven, la cultura, el emprendimiento y la hostelería, con una completa programación que incluirá exposiciones, talleres y seminarios, espectáculos y espacios de trabajo colaborativo, entre otras iniciativas. Además, el restaurante de prácticas de la Escuela de Hostelería se renueva y crece. Un nuevo espacio de 1.400 m2 de creación cervecera y gastronómica que acogerá además de la renovada Escuela de Hostelería de Sevilla, una fábrica urbana de cerveza, que volverá a elaborar cerveza Cruzcampo en el lugar que la vio nacer en 1904.

La Fundación Cruzcampo es miembro de la Asociación Española de Fundaciones y de la Asociación de Federaciones Andaluzas.