Martes de intenso fervor cofrade

La Virgen de las Penas de Málaga procesionó con su tradicional manto de flores naturales y la ministra de Defensa visitó varias cofradías jerezanas vinculadas al Ejército

El Cristo del Amor, a su salida de la iglesia de San Sebastian de Almería
El Cristo del Amor, a su salida de la iglesia de San Sebastian de Almería

La Virgen de las Penas de Málaga procesionó con su tradicional manto de flores naturales y la ministra de Defensa visitó varias cofradías jerezanas vinculadas al Ejército

La intensidad cofrade sigue creciendo en Andalucía. Ayer, Martes Santo, el calor volvió a ser el protagonista de los desfiles procesionales, además de una ilustre visita a Jerez de la Frontera. En Málaga, los operarios del Servicio de Parques y Jardines cumplieron con la tradición de confeccionar el manto de flores naturales que llevó la Virgen de las Penas en su procesión. Entre las flores, plantas y otros materiales empleados están los 20 metros cuadrados de panel de polietileno reticulado para la preparación de plantillas y dibujos, dos metros cúbicos de ciprés, 2.250 tallos akito, 120 tallos de rosa de pitiminí blanca extra de Holanda, 1.750 tallos de margaritas euriops blancas y 15 paquetes de helecho de cuero, entre otros.

El proceso de confección del manto, por parte de los trabajadores municipales, se inició con la preparación de las plantillas de los dibujos, seguido de la recolección del verde y la confección de las guirnaldas. Posteriormente se coloca el verde en el manto, que se recorta y se riega por los operarios municipales. Después se colocan las plantillas del diseño y se cosen las guirnaldas, finalizando con la confección y la colocación de las flores en el manto.

Desde los años 40, la Virgen de las Penas, por un acuerdo de los hermanos de la cofradía, luce este peculiar manto de flores que durante la procesión del Martes Santo es motivo de curiosidad tanto para devotos como para visitantes de la Semana Santa malagueña.

Por su parte, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, acudió a la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, donde visitó varias cofradías y asistió a la tradicional misa de ofrenda del Ejército en el Convento de los Padres Capuchinos, donde fue nombrada hermana honoraria de la hermandad de la Defensión.

En primer lugar, y acompañada por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, la ministra estuvo en la hermandad de la Clemencia, cuyo palio procesiona este año por primera vez en la Semana Santa jerezana. Posteriormente, a las 11:00 horas, asistió a la misa de ofrenda del Ejército que presidió en el Convento de Capuchinos el vicario general castrense del Ministerio de Defensa, Javier de la Vega. El acto se inició con una procesión de entrada, contando la ceremonia con la asistencia de representantes de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El General Jefe de la Fuerza Terrestre, Juan Gómez de Salazar Mínguez, fue la autoridad militar encargada de realizar la ofrenda a los pies del Santísimo Cristo de la Defensión al finalizar la homilía. Posteriormente, la ministra también visitó en la iglesia de San Pedro a la hermandad de Loreto, muy vinculada al Ejército.