Memoria de «lo que fuimos capaces de hacer» hace 25 años

Una exposición en el Pabellón de la Navegación acoge los elementos icónicos de la Expo’92, su germen y su legado en la Cartuja, en la efeméride del evento internacional

El mítico Curro, un icono de la Expo’92
El mítico Curro, un icono de la Expo’92

Una exposición en el Pabellón de la Navegación acoge los elementos icónicos de la Expo’92, su germen y su legado en la Cartuja, en la efeméride del evento internacional

El tiempo, y la memoria, los han convertido en objetos de culto. Maquetas, telecabinas, películas... Más de 1.000 personas han acudido desde el viernes a la muestra, que permanecerá hasta el 12 de octubre con la previsión de 80.000 visitantes. El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, asistió ayer al acto de inauguración de la exposición conmemorativa del XXV aniversario de la Expo’92 «Un éxito de todos. Del sueño a la realidad», en el Pabellón de la Navegación de la Cartuja, junto con la consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta, María Jesús Montero. La exposición está organizada por la Empresa Pública de Gestión de Activos, perteneciente a la Consejería, y por la Asociación Legado Expo Sevilla, con la colaboración especial del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla y el patrocinio estratégico de la Fundación Cajasol. La Administración autonómica, a través de Epgasa, ha aportado el Pabellón de la Navegación, así como la gran mayoría de las piezas, que han permanecido bajo su custodia al ser la heredera de gran parte de los activos de Exposición Universal de 1992. La inversión asciende a 190.000 euros.

Legado Expo, promotora de la muestra, asume las labores de comisaría de la Exposición, así como la ejecución material de la misma, su comunicación y su desarrollo. Además, la muestra conmemorativa, que se constituye como la actividad central del programa de la efeméride, cuenta con el respaldo institucional del Ayuntamiento. Como patrocinadores principales se encuentran Acciona Producciones y Diseño, que ha participado en el diseño de la muestra, y Ferexmont; como patrocinadores están el Centro Comercial Nervión Plaza y el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla, y como colaboradores especiales la Demarcación de Andalucía, Ceuta y Melilla del Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, el Grupo Azvi y la empresa audiovisual BGL.

Una parte de la exposición, el área «pre-Expo», enseña el proceso organizativo de la Expo’92, así como la gran transformación de Sevilla y Andalucía con infraestructuras como el AVE. La exposición incluye la maqueta del PGOU de 1987.

La segunda parte de la muestra se centra en los seis meses del evento. Entre los elementos que incluyen están una gran vidriera y el atril realizado para la inauguración (pero que nunca se usó); maquetas de pabellones como Japón o Hungría; uno de los vestidos de Rocío Jurado en el espectáculo «Azabache»; telecabinas; y un espacio dedicado a Curro, la mascota, con las alternativas que se barajaron, y a los trabajadores. En una sala de cine se proyectan algunas de las películas de pabellones como el de Canadá, Siemens o España. La exposición también contempla la Cartuja en la actualidad.

Espadas habló de «una conmemoración virtuosa entre el recuerdo de lo que fuimos capaces de hacer y lo que hacemos en este momento y lo que intentamos proyectar en el futuro». La consejera María Jesús Montero resaltó que la Expo’92 supone «admiración, riesgo y apuesta». «No hay mejor estímulo para la memoria que ver un objeto que te remueve el interior y te hace vibrar y te acuerdas de lo que ha transcurrido desde el acontecimiento y lo que éste te despertó; la memoria es selectiva, y conserva los mejores momentos que se viven», señaló.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, que habló en nombre de todos los patrocinadores, consideró que recordar «es bueno, porque nos pone ante el espejo de lo que fuimos capaces de hacer». Pulido admitió que Sevilla «tardó muchísimo en creerse la obra y la transformación en esta isla que fuimos capaces de hacer».

Por su parte, el Colegio de Arquitectos organiza un ciclo de conferencias en el Pabellón de la Navegación y la Alameda, el Palacio de los Marques de La Algaba y la Casa de las Sirenas acogen la Muestra Anual de la Comunicación, que también conmemora la efeméride, y en la que ya han participado 800 alumnos.