«No permitiremos que el PSOE mercadee votos a costa de los niños con trastornos»

Las familias, indignadas por las declaraciones de un diputado socialista en Córdoba que propone una Ley nacional de Atención Temprana que el Gobierno andaluz negó a la comunidad

Antonio Hurtado, candidato al Congreso por Córdoba
Antonio Hurtado, candidato al Congreso por Córdoba

Las familias, indignadas por las declaraciones de un diputado socialista en Córdoba que propone una Ley nacional de Atención Temprana que el Gobierno andaluz negó a la comunidad.

Las familias de los niños con trastornos, aglutinadas en la Plataforma de Atención Temprana, emitieron un comunicado para mostrar su indignación por las declaraciones vertidas recientemente por el diputado socialista Antonio Hurtado, quien defendió ante la Asociación Autismo Córdoba que el PSOE aboga por crear una Ley de Atención Temprana a nivel nacional. «No permitiremos que mercadeen votos a costa de los niños», explica su portavoz, Antonio Guerrero.

Esta plataforma fue la que puso sobre la mesa un proyecto de proposición de ley que protegiera de verdad los derechos de los menores con necesidades de estimulación, aunque fue planteada formalmente por Podemos con el consenso original de las fuerzas de la oposición en el Parlamento. Sin embargo, cuando llegó la hora del debate y posterior votación para su tramitación, el 24 de febrero pasado, Ciudadanos se posicionó del lado del PSOE y entre ambos grupos impidieron que saliera adelante.

Según recoge la Plataforma, haciéndose eco de un diario cordobés, Hurtado mantuvo la pasada semana una reunión con representantes de la Asociación Autismo Córdoba en el que transmitió que el PSOE promoverá a nivel nacional una Ley de Atención Temprana y una Ley de Servicios Sociales «como ya se ha hecho en Andalucía y que debería extenderse al resto del país». «Protegeremos los servicios sociales públicos que –continuó–, ante situaciones de necesidad derivadas de la dependencia, la discapacidad, la exclusión social u otra causa, garantizarán como derecho la atención profesional que permita una calidad de vida digna». Este diario se puso en contacto con la asociación en cuestión para contrastar la información sin recibir respuesta. Como ya se ha publicado, entre las cláusulas administrativas que la Consejería de Salud ha incluido en el nuevo acuerdo marco para optar a los conciertos se incluye una que impide a los CAIT (Centro de Atención Infantil Temprana) hacer declaraciones a la prensa.

Según Guerrero, «el señor Hurtado quiere mercadear votos a costa de niños con síndrome de down, autismo, asperger, parálisis cerebral, retrasos madurativos, cognitivos y un larguísimo etcétera. Algo indigno de un político hacia nosotros, las familias que sufrimos cada día los efectos de la nefasta y desacertada política de Atención Temprana que aplica Susana Díaz, que ha convertido a nuestros pequeños en la hipoteca vitalicia para los padres, abuelos, demás familiares y afectos». «Y si va a rectificar y decir que fue un error o un lapsus o se refería a otra ley –continuó Guerrero–, le digo tres cosas: primero, no me lo creo. Y si lo dijo creyendo que era una realidad, usted no puede ser candidato con semejante ignorancia sobre la legislación vigente; segundo, es un indocumentado y un ignorante; y tercero, hay que tener muy poca categoría para querer sacar partido de ese colectivo tan vulnerable, ignorado y maltratado, sistemáticamente, por su partido, que lleva toda la vida en el poder».

La Plataforma de Atención Temprana plantea crear, una vez pasen las elecciones, un grupo de trabajo para la redacción de una nueva proposición de ley en la que participen todos los grupos políticos, incluido Ciudadanos, «a cuyos representantes la presidenta engañó». Mientras tanto, la Junta de Andalucía tiene previsto poner en marcha las mejoras en el servicio tras el verano. En teoría, aumentando el presupuesto, creando unidades de diagnóstico que reduzcan las listas de espera y ofreciendo más horas concertadas a los menores, algo que no resuelve a juicio de las familias la situación y sólo supone un parche.