Otros tres ex altos cargos de la Junta se oponen a que se recuse a Izquierdo en el «caso ERE»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los ex consejeros andaluces Carmen Martínez Aguayo y Antonio Fernández se han sumado al frente que se opone a la recusación promovida por Manos Limpias contra el magistrado y ex alto cargo de la Junta Pedro Izquierdo, quien enjuiciará la rama política del proceso de los ERE que afecta a los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

En dos escritos, a los que ha tenido acceso LA RAZÓN, Aguayo y Fernández piden a la Audiencia de Sevilla que no aparte al juez puesto que, en esencia, los datos aportados por el sindicato «no son suficientes para sustentar una causa de recusación». En concreto Fernández pone el foco, entre otros puntos, en la «idiosincrática condición» de Manos Limpias y de su máximo responsable, Miguel Bernard, inmerso en una causa judicial que instruye la Audiencia Nacional. Junto a ambos, un ex director general de la agencia IDEA también rechaza los incidentes de recusación, en su caso el del sindicato y el del PP, y apunta otro argumento novedoso. Avisa de que, de prosperar, “por razones que no sean estricta y literalmente jurídicas y legales” podría vulnerarse su derecho al juez ordinario predeterminado por la ley.

Al margen de esta batería de escritos de encausados, Manos Limpias ha presentado otro, consultado por este periódico, con un propósito: adherirse a la recusación interpuesta por los representantes procesales de los populares.