Política

Pablo Casado, a los desilusionados: «Ésta sigue siendo su casa»

«Me da pena Díaz. Ya no está feliz», ironizó

Pablo Casado, ayer en Almería / Efe
Pablo Casado, ayer en Almería / Efe

«Me da pena Díaz. Ya no está feliz», ironizó

El presidente del PP, Pablo Casado, lanzó ayer un mensaje a aquellos «desilusionados con el partido en algún momento, que pensaron que había dejado de hacer lo importante para hacer lo urgente»: «Ésta sigue siendo su casa».

«Seguimos siendo los mismos, defendiendo los intereses de España por encima de los intereses electorales», dijo en un mitin en la localidad de Aguadulce, en Roquetas de Mar (Almería). Casado sostuvo que sólo el PP es capaz de hacer que «no se escapen los votos a Podemos» porque la ley electoral es «muy caprichosa» y puede hacer que un voto dirigido a la «extrema derecha» pueda acabar beneficiando incluso a la formación morada. El líder popular insistió en que el PP es el único partido que nunca ha negociado con el «PSOE de San Telmo», por lo que es el único que ofrece «garantías» para el relevo en la Junta, una «opción de centro derecha sin complejos, transversal y moderna».

«Somos el único partido que ha nacido para servir a España y con esa vocación de servicio, de responsabilidad por legar un país mejor a nuestros hijos, nos enfrentamos a las urnas. España nos necesita más que nunca», señaló, añadiendo que el 2D el PP se juega «el primer paso para echar a Pedro Sánchez de La Moncloa».

Casado valoró el debate, manifestando que la candidata socialista, Susana Díaz, le da «pena» porque «ya no está feliz, se le ha acabado la batería de campaña». «No va bien, ya no cuela, la gente sabe leer», indicó el líder popular.