«Posiciones distantes» sobre el Impuesto de Sucesiones

Ciudadanos insiste en la reducción este ejercicio pero el PSOE sólo contempla una variación a partir de 2017. Los populares continúan con la campaña contra la tasa y ya superan las 40.000 firmas

La presidenta y portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, Inés Arrimadas, defendió ayer desde el Club Antares de Sevilla el trabajo realizado por su partido en Andalucía donde «han conseguido cambiar más cosas en un año que otros que llevan treinta años en la oposición», en alusión al Partido Popular
La presidenta y portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, Inés Arrimadas, defendió ayer desde el Club Antares de Sevilla el trabajo realizado por su partido en Andalucía donde «han conseguido cambiar más cosas en un año que otros que llevan treinta años en la oposición», en alusión al Partido Popular

PSOE-A y Ciudadanos (C’s) mantienen «posiciones distantes» sobre la posible reducción del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía tras la reunión celebrada ayer en el Parlamento andaluz por delegaciones de ambas formaciones, en la que participaron el portavoz del PSOE-A en la Comisión de Hacienda y Administración Pública, Jesús María Ruiz; el portavoz económico y el secretario del grupo parlamentario de C’s, Carlos Hernández y Sergio Romero, respectivamente, además del director general de Tributos de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, Diego Martínez López. Los socialistas no contemplan en ningún caso la aplicación de la reducción antes de 2017 y C’s insiste en que esté este ejercicio.

El PSOE-A anunció que «las negociaciones van a continuar» y se mostró convencido de que «culminarán en un acuerdo que permita una bajada del impuesto que propicie un alivio fiscal a las rentas medias, sin comprometer la estabilidad de los servicios públicos fundamentales». Los socialistas no ponen fecha a la posible rebaja del impuesto de sucesiones en Andalucía y aseguran que la reunión ha servido para continuar la hoja de ruta marcada por el grupo de trabajo y que pretende concluir con la modificación del impuesto. Según explicaron, en el citado encuentro se ha analizado en profundidad los componentes y variables de la tasa, su base imponible, y sus reducciones y la tarifa del impuesto. Se ha abordado además los coeficientes del patrimonio preexistente, las deducciones y bonificaciones de la cuota y una evolución temporal del impuesto, su naturaleza y su finalidad, así como también la tributación que se produce en función de los niveles de renta y el patrimonio preexistente, además de un análisis normativo pormenorizado de las diferencias del impuesto a nivel estatal.

El portavoz económico de C’s, Carlos Hernández, insistió en que su formación «va a conseguir que el impuesto de sucesiones comience a bajar en Andalucía ya en este 2016» y añadió que, «aunque los posicionamientos están aún distantes y será necesario mucho diálogo, tal y como ocurrió también con la bajada del IRPF autonómico, el PSOE tiene que entender que hay margen suficiente para empezar a bajar este impuesto injusto para los andaluces». Hernández destacó que esta reunión «técnica» del grupo de trabajo ha servido para «seguir profundizando en el diálogo para lograr un acercamiento de posturas» y aclaró que «C’s defiende una armonización del impuesto de sucesiones en todo el territorio nacional, si bien en Andalucía no podemos esperar a que se conforme Gobierno en Madrid, sino que debe empezar a bajar ya en este ejercicio». El dirigente de C’s indicó que otro de los asuntos tratados fue el mínimo exento. «Los 175.000 euros actuales hay que aumentarlos este año, aunque sé que no es fácil convencer al PSOE de algo contrario a lo que lleva haciendo durante 30 años», aseguró Hernández, quien anunció que los equipos económicos volverán a reunirse próximamente tras cruzarse diversa documentación. Hernández lamentó que el PP-A, «tras más de 30 años de oportunidades sin conseguir ni proponer nada, intente ahora colgarse esta medalla». Según apuntó, «esto no va de eslóganes ni de recogida de firmas, sino de hechos y propuestas viables como las que está presentando C’s».

Por su parte, el PP-A acusó a C’s de «mentir a todos los andaluces» sobre el impuesto de sucesiones porque «dicen que quieren armonizarlo pero votan en contra de una iniciativa parlamentaria en este sentido». Ante esta circunstancia, los populares «redoblarán» esfuerzos en su campaña por la supresión de este impuesto, que ya supera las 40.000 firmas, y presentarán mociones en todos los ayuntamientos para «acabar con la discriminación que sufren los andaluces» a cuenta de este tributo. La parlamentaria y presidenta del PP en Fuengirola, Esperanza Oña, presentó ayer la campaña regional de recogida de firmas, tachando el impuesto de «confiscatorio, voraz y sin sentido». El portavoz del grupo parlamentario socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, tachó de «cínica» la postura del PP-A, ya que, a su juicio, la campaña para que se bonifique dicho impuesto «no es necesaria» debido a que «no hacen falta miles de firmas» ya que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, «podría haber acabado con este impuesto como acabó con el de depósitos bancarios».