Prisión para el hijo del dueño de Fitonovo y dos funcionarios

Registro de la Guardia Civil y detenido en la sede de Parques y Jardines
Registro de la Guardia Civil y detenido en la sede de Parques y Jardines

Alaya deja en libertad sin fianza al director comercial de la empresa y a un empleado de Jardines Al Andalus

Hasta pasadas las 3:30 horas de la madrugada del pasado jueves no terminó la juez Mercedes Alaya de tomar declaración a los cinco detenidos en la segunda fase de la «Operación Madeja», que investiga una supuesta red de sobornos para conseguir contratos municipales. La magistrada aceptó la petición de la Fiscalía y ordenó el ingreso en prisión sin fianza del hijo del dueño de Fitonovo, José Antonio González, y del ex jefe de servicio de la Delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Amores. También ingresó en la cárcel Francisco Luis Huertas, capataz y responsable de conservación del Parque de María Luisa, puesto que no pudo afrontar el pago de 150.000 euros de fianza que le impuso la juez.

En relación al resto de personas que fueron detenidas el pasado lunes –durante los registros que realizó la Guardia Civil en la sede de Fitonovo, la Delegación Municipal de Parques y Jardines y otras dos empresas en Dos Hermanas y La Rinconada–, dejó en libertad sin fianza al director comercial de Fitonovo, Juan Andrés Bruguera, y a un empleado de la empresa Jardines y Riegos Al Andalus, éste imputado por un delito de cohecho. Precisamente, Alaya le acusó de haber realizado un pago de 25.000 euros hace unas tres semanas a Amores, aunque según Europa Press, éste alegó que dicha cantidad se correspondía con un préstamo.

Amores, según las mismas fuentes, habría sido acusado de haber recibido pagos periódicos de unos 500 euros por parte de Fitonovo a cambio de la adjudicación de un contrato de mantenimiento. Al parecer, durante su declaración, la Guardia Civil le enseñó un supuesto documento con un pago a su nombre, aunque sin su firma. El ex alto cargo, no obstante, negó todas las acusaciones.

La magistrada centra sus indagaciones en una supuesta contabilidad B de Fitonovo, donde habría registrado pagos a cambio de ser favorecida en la concesión de contratos municipales. En concreto, se está tras la pista de un documento «excel» hallado en un ordenador de la empresa, en el que aparecerían registrados pagos realizados durante una década, desde 2003 hasta la actualidad, a personas que aparecen citadas con nombres o iniciales.

Dentro de la operación los agentes imputaron a otro funcionario municipal y al director de área de Parques y Jardines, Joaquín Peña, que fue destituido de manera fulminante por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, nada más conocer su imputación.

Esta segunda fase de la operación se ha llevado a cabo después de que Alaya revelara en un auto que había acordado la intervención de ocho líneas telefónicas, utilizadas por directivos y empleados de Fitonovo y por funcionarios municipales.

El secreto de las actuaciones fue decretado el pasado mes de julio, tras la detención del ex director de Vía Pública Domingo Enrique Castaño, que salió de prisión tras pagar una fianza de 60.000 euros.