PSOE y Ciudadanos se quedan solos en su apoyo a los Presupuestos

Podemos e IU ven imposible el crecimiento de un 2,6 por ciento que ha previsto el Ejecutivo

La Razón
La RazónLa Razón

PSOE y Ciudadanos se han quedado solos en su apoyo a los Presupuestos de la Junta para el próximo año. El resto de partidos del arco parlamentario (Partido Popular, Podemos e IU) han presentado enmiendas a la totalidad que admitió ayer la Mesa de la Comisión de Hacienda y que se debatirán en el Pleno de la Cámara el próximo 4 de noviembre.

Ciudadanos escenificó con el Partido Socialista su apoyo a las cuentas el pasado 13 de octubre tras una reunión que responsables de ambas formaciones mantuvieron con la consejera de Hacienda, María Jesús Montero. Uno de los elementos que permitió el desbloqueo fue la bajada del dos por ciento del tramo autonómico del IRPF. Un compromiso que estaba recogido en el documento que rubricaron ambas formaciones para la investidura en mayo de la presidenta andaluza.

El programa económico de Ciudadanos apuesta por una rebaja fiscal, pero que va allá de lo que recogen los Presupuestos de la Junta para 2016, que ascienden a 31.285 millones de euros, un 5,6 por ciento más que este año. Ciudadanos apuesta por que las herencias de hasta un millón de euros no paguen el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Sin embargo, las cuentas del próximo ejercicio no incluyen ningún cambio en este tributo, que es de los más elevados de España frente a comunidades como Madrid que lo ha reducido al mínimo. A lo único que se compromete el Ejecutivo andaluz es a la creación de una mesa de trabajo.

La falta de un verdadero plan fiscal es uno de los motivos por los que el Partido Popular se opone a las cuentas. El presidente regional de esta formación, Juanma Moreno, ya avanzó el lunes de la semana pasada que era imposible apoyar las cuentas porque no son un instrumento para crear empleo y propiciar el despegue económico. En cuanto al impuesto de Sucesiones y Donaciones, el PP aboga por una bonificación en un 99 por ciento. Lo pidió, de hecho, a través de una Proposición no de Ley que PSOE y Ciudadanos bloquearon en la Mesa de la Cámara y que posteriormente fue rechazada por PSOE, Podemos e IU en el Pleno del Parlamento.

Tanto Podemos como IU ven irreales las previsiones económicas y de crecimiento reseñadas por la Junta. El Presupuesto incluye un aumento del 2,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) para el próximo ejercicio. Esgrime la Junta que se trata de un objetivo contenido teniendo en cuenta algunos factores internacionales de inestabilidad y apoyos coyunturales como la bajada del precio del petróleo o la inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE). Ciertamente la previsión del Gobierno central es aún más optimista: un 3 por ciento. Expertos como Analistas Económicos de Andalucía avala la previsión de la Junta y estima que puede ser dos décimas superior.

La tramitación exprés de las cuentas es uno de los elementos que señala también Podemos para su oposición. A diferencia de años anteriores estarán aprobados el 3 de diciembre. En la medianoche del día siguiente empieza la campaña electoral.