Política

«Me dijeron el primer día que yo era de derechas y no podía llevar la bandera de la igualdad»

La consejera de Igualdad critica que «Vox funciona a través de titulares, de amenazas o hablando de que los gais son enfermos»

Rocío Ruiz posa en un patio del Parlamento de Andalucía / Foto: Manuel Olmedo
Rocío Ruiz posa en un patio del Parlamento de Andalucía / Foto: Manuel Olmedo

La consejera de Igualdad critica que «Vox funciona a través de titulares, de amenazas o hablando de que los gais son enfermos»

Vox no apoyará los Presupuestos si incluyen partidas para la Ley de Violencia de Género. ¿Le preocupa?

Vox funciona a través de titulares, de amenazas o sale de vez en cuando algún personaje hablando de que los gais son enfermos o de las pistolas... Yo esas cosas, de verdad, en una Consejería que trata temas tan gravísimos como la violencia de género... Lo que vamos a hacer es impulsar un pacto con todas las fuerzas políticas, lo que saquen ellos en campaña lo atiendo el tiempo necesario, ahora estamos en cuestiones mucho más serias.

Pero constantemente les están obligando a reivindicar derechos recogidos en las leyes andaluzas, en vez de estar hablando del futuro. Están marcando el paso del Gobierno.

No, a mí no me están marcando el paso en ningún momento porque yo dije desde el kilómetro cero que no se va a dar ningún paso atrás en la violencia de género, sino todo pasos adelante. Y lo estoy demostrando cada día. El discurso de la Consejería está clarísimo: la violencia machista es una lacra y vamos a poner todos los recursos posibles. Se está trabajando ya. Eso es lo que nos preocupa. Vox está en modo campaña todo el año porque no tienen realmente un ideario y nosotros sí tenemos las ideas muy claras.

¿Ha habido algún contacto directo con diputados de Vox para sacar el tema de la violencia de género de la batalla política?

–He tenido mucho trato con el señor (Francisco) Serrano, que está en la comisión de igualdad. Nunca me ha negado que esto es un problema gravísimo. Dice que hay cosas que no ve transparentes, pero siempre me ha dicho que hay que trabajar por que no haya más asesinatos. Otra cosa es lo que dicten los titulares desde arriba.

Anunció un análisis sobre dónde iban a parar esas ayudas, ¿teme que haya «chiringuitos» también en este tema? Cuando hubo peticiones de los datos de los profesionales de las unidades de violencia de género, estos se sintieron poco respaldados por su parte.

Sí los respaldamos, por supuesto. Ahora estamos en la etapa de análisis, no sabemos qué nos vamos a encontrar. Yo tampoco tenía ni idea de los números reales de la dependencia, y lo que nos queda... Con ese plan de choque fantasma que denuncié en el Parlamento, con 35,2 millones para dependencia que no se han ejecutado en los años 17 y 18, ¿cuántas personas podíamos haber atendido?

Llama la atención que hablen de datos ocultos porque en el caso de las listas de espera sanitarias llevaban un año sin publicarse, pero en dependencia en un portal que gestiona el Ministerio aparecen mensualmente todos. Entonces, ¿por qué habla de datos ocultos?

Hablo de datos ocultos porque ellos no los consideraban en las estadísticas oficiales. Esas personas están constantemente llamando y presentando sus quejas al Defensor del Pueblo porque no se les daba una información jamás de tiempos, ni en qué momento estaban sus solicitudes. Había un desconocimiento total. Y tampoco consideran que están en lista de espera de dependencia.

Todavía no se sabe si son dependientes.

Si analizan la Ley de 2007, desde el momento en que planteas una solicitud, cuentan esos seis meses de plazo. La solicitud en papel es como que no existes. No interesaba sacarlas, solo las que tienen el grado reconocido y han pasado años para eso. Hay un oscurantismo importantísimo, y prácticamente al 90% se le reconoce el grado de dependencia.

¿Eso se va a acotar? ¿Si a los seis meses no cumple la Administración qué ocurre?

Estamos impulsando la agilización, la transparencia y la digitalización de todo el proceso. Me parece una Administración del siglo XIX. Yo tengo muy claro que no puedo hacer un milagro de poner en dos meses lo que no han hecho ellos en trece años. Vamos a ser realistas. Pero lo que parece sorprendente es que en trece años no hayan iniciado ni un solo procedimiento para agilización ni un aumento de presupuesto real. Insisto, el plan de choque de septiembre de 2018, en plena campaña electoral, de 29 millones se quedó en una desviación del presupuesto de cinco. Era mentira, lo hicieron con un afán electoralista. Eso es lo que parece indecente. Vamos a hacer un esfuerzo presupuestario importante porque los 77 millones de nuestro plan de choque van a subir.

¿Sería más adecuado que Familias se hubiera quedado en su departamento como hasta ahora?

–Realmente lo que está en la Consejería de Salud es un tema más a nivel de ayudas. Nosotros seguimos llevando todo el tema de conciliación e infancia, con acogimiento, adopciones, mediación para problemas de familia.

¿Era un título honorífico?

No, es muy importante porque las familias monoparentales y numerosas necesitan respaldo. Y hay que fomentar la natalidad. Un problema que vamos a tener es que la dependencia no se va a solucionar nunca: si pensamos que en el año 2050 el 50% de la población va a tener más de 65 años el envejecimiento es brutal. Uno de los grandes planes, que ya lo anunciaremos más adelante, es un plan estratégico para el envejecimiento activo, es muy importante que retrasemos todo lo posible estos grados de dependencia.

Tiene que ser coordinado con Salud, ¿no?

Claro. Con Salud tenemos que trabajar muchísimo el tema de dependencia y con educación la discapacidad. Hay muy buena coordinación. Es un Gobierno estable, estamos con unos objetivos comunes, son muchísimas más la ilusión y las ganas de hacer un Gobierno fuerte que las diferencias. Estoy muy orgullosa de formar parte de este Gobierno sólido porque, además, el que piense que va a haber mayorías absolutas y que no estamos en una política del siglo XXI de consenso y de diálogo, creo que no está en el mundo.

La renta mínima de inserción sufre también un atasco importante. ¿Se va replantear? La cuantía actual no cubre las necesidades de las familias.

Bueno, son 198 millones.

Nos referimos a la cuantía que se paga mensualmente.

Eso pasa cuando se hacen los decretos ley deprisa y corriendo, con un fin electoralista, como los que está haciendo Sánchez todos los viernes. No existían los medios técnicos y humanos, ni los usuarios sabían las condiciones, ha sido un caos total. Se han ejecutado solo 56 millones de los 108 y esto es una muestra más de mala gestión, no de falta de presupuesto. Ya hemos hecho otro plan de ejecución deprisa y corriendo, se va a contratar a 1.200 personas, trabajadores sociales y administrativos, porque no hay que olvidar que una de las claves de la renta mínima era el plan de inserción sociolaboral y eso no ha llegado ni al 30%.

¿Tienen previsto aumentar el presupuesto?

Lo tenemos que analizar, en principio con esos presupuestos y el plan que hemos hecho se cubre agilizar el procedimiento. El problema es la evaluación, con la dependencia y con todo, aquí no se ha evaluado absolutamente nada en todos estos años.

La dependencia se evaluó pero para recortar: en 2012 para retrasar la entrada de los dependientes moderados. Y depende de la financiación estatal también.

Echarle la culpa al otro y al Estado está muy bien, echar la culpa al de antes, como estamos hablando ahora de la Reconquista, de lo de Méjico y de Franco... si miramos al pasado podemos ir buscando culpables donde queramos. Yo pienso que hay que mirar al futuro. Esto es una cuestión de financiación, hay que luchar todas las fuerzas parlamentarias y pedirle al Gobierno después de las elecciones que haya una financiación equilibrada y adecuada en todas las comunidades. Andalucía siempre ha estado infrafinanciada.

Precisamente este nuevo Gobierno lleva tres meses diciendo: «miren lo que nos han dejado».

Porque si quiero hacer un planteamiento de futuro tendré que explicar lo que me han dejado. Yo no digo, mira lo que me han dejado pero no hago nada, cuidado, yo hago un diagnóstico y con lo que tengo voy a hacer esto. He pasado directamente a la acción en dos meses y medio. Y estamos hablando de un Gobierno de 37 años.

Han sido muchos gobiernos

Muchos gobiernos en 37 años. Estamos hablando de una ley que tiene 13 años. Vamos a evaluar y vamos a ver hasta dónde podemos llegar, con transparencia. Yo eso no lo he visto antes como ciudadana en un Gobierno del PSOE. Creo que ese es uno de los factores por los que han perdido los votos que han perdido y están en la oposición: que no ha habido transparencia y por una gestión que podía haberse realizado muchísimo mejor. Me parece increíble que tengamos que devolver 900 millones de fondos europeos. Que le expliquen a los andaluces que los hemos tirado por la ventana. Yo solo critico gestión, ineficacia, desidia, dejadez... es que no sé cómo se puede llamar. Por ejemplo, en el ITI de Cádiz hay una partida especial de los fondos europeos. Pues de 400 millones no se ha ejecutado ni la mitad. Pero es que de fondos sociales, tenemos 42 millones y no se ha hecho ningún proyecto. Yo quiero coger esos fondos sociales porque tenemos problemas gravísimos.

¿Están a tiempo de hacerlo?

Podemos estar en tiempo porque hay una prórroga que hemos conseguido y vamos a darnos toda la prisa que podamos. Lo que no nos pueden es criticar que en dos meses no hemos hecho nada. Les puedo hablar del primer plan de conciliación, del segundo plan estratégico de igualdad, ¡que está caducado desde 2013! Ellos, que llevan la bandera de la igualdad como si fuera suya. Los planes estratégicos son fundamentales para poder trabajar y no existía, lo estamos haciendo ahora desde el IAM (Instituto de la Mujer). Me dijeron el primer día que yo era de derechas y que no podía llevar la bandera de la igualdad de las mujeres. Y yo soy feminista, toda mi vida, llevo 29 años como profesional de la educación y trabajando a nivel social con menores y con mujeres, luchando por la igualdad.

No lleva mucho tiempo militando en Cs, ¿cuál es la delgada línea entre la ideología y los fichajes que se están haciendo de otros partidos?

Si hay fichajes de otros partidos es porque las personas a nivel ideológico se animan a tener un proyecto, igual que lo tuve yo. Hay muchas personas que salen huyendo, por ejemplo, del PSOE porque ya no es el PSOE de la socialdemocracia, es el PSOE de Sánchez, que se ha unido con nacionalistas, con Bildu y muchos no comulgan con esos principios. Todo el mundo tiene derecho a evolucionar en su ideología.

Cs ha hecho un cordón sanitario a Sánchez, ¿entre el PSOE y Vox se aferran a Vox?

Nosotros no nos aferramos a nadie.

Hay una foto conjunta en la manifestación de Colón y Albert Rivera ha sido muy claro en ese sentido.

Esa foto depende de cómo se interprete y manipule. La foto era para convocar elecciones porque no se podía mantener más ese Gobierno porque, insisto, ese no es el PSOE de la socialdemocracia que conocíamos y que está haciendo tanto daño también al PSOE. Lo otro que comentan no es un cordón sanitario, simplemente decimos claramente que no apoyamos el sanchismo.

A Susana Díaz la apoyaron.

Ni al sanchismo ni al susanismo.

Pero Cs la apoyó en la anterior legislatura.

Claro, hasta que se dieron cuenta de lo que era Susana Díaz realmente. Insisto, en este Gobierno PP-Cs hay un pacto de Gobierno yuna serie de acuerdos que se van a cumplir. No tenemos un acuerdo con Vox en ningún momento. Cuando con Susana Díaz entras en el apartado de regeneración, que es una de nuestras banderas, y ella se planta y no es fiel a su palabra, el pacto se tiene que romper. Es que lo del susanismo y el sanchismo, eso no es PSOE.

Esta semana se ha cerrado un centro de atención a menores extranjeros (menas) en Algeciras. ¿Qué trabajo hace la Junta con ellos?

Los menores están todos atendidos, hemos sacado quinientas plazas más, también previniendo toda la avalancha que vendrá en verano. Ahora mismo hay plazas de sobra. Los niños de Algeciras eran cinco que estaban en un centro que desde el año 2017 tenía graves problemas estructurales. Tenía que haber estado cerrado ya y la anterior Junta no lo cerró. Están en un centro de La Línea público. Ni privatizamos ni echamos a nadie, ni nada de esas noticias falsas que están saliendo. Los funcionarios van a seguir en su trabajo, por supuesto. Con los mena hemos hecho un programa de intervención, es importante saber sus prioridades: necesitan reinserción sociolaboral y que se les forme para el futuro.

Pero enseguida cumplen la mayoría de edad y se acaba el trabajo con ellos. Ya no son problema de la Junta.

Muchos de los niños tienen familia en otros países. Andalucía la ven como un tránsito. Nosotros queremos que no se vayan sin esa formación, sin ese acompañamiento para que se puedan encontrar con otros familiares pero no lo hagan solos porque entonces caen en manos de las mafias.

¿La nacionalidad se les da?

No se les da, evidentemente. Esto es un problema que no es de Andalucía, es de España y Europa, y hay que trabajar también con los países de origen. El futuro no pasa solo por el acogimiento, pasa por que tratemos este tema de una forma seria a nivel mundial, no porque seamos frontera sur tenemos que recibir todo esto. Necesitamos ayuda.

Acompañarlos es una demanda del Defensor del Pueblo Andaluz y es relativamente fácil: en vez de soltarlos y que vayan a la estación de autobuses, donde están esperando las mafias, que ese viaje sea organizado.

Efectivamente, eso se puede hacer perfectamente.

Sería competencia de la Junta de Andalucía.

Sí, sí, estamos en ello. Es una de las cuestiones que estamos trabajando.

Ha hablado de varios planes, pero ¿calendario hay?

El calendario existe en las direcciones generales. Hemos determinado lo urgente, lo importante y planes estratégicos a medio y largo plazo. Nos hemos encontrado con muchas urgencias, vamos a hacerlas, pero lo que queremos es que

nos dejen trabajar a medio y largo plazo.