Sanz: «La confrontación en nada ha beneficiado a Andalucía»

El delegado del Gobierno apela al «diálogo» y al «acuerdo» para convertir esta legislatura en «la más productiva de la historia»

La ministra Fátima Báñez acompañó a Antonio Sanz ayer
La ministra Fátima Báñez acompañó a Antonio Sanz ayer

El delegado del Gobierno apela al «diálogo» y al «acuerdo» para convertir esta legislatura en «la más productiva de la historia»

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, insiste desde que llegó al cargo que el diálogo y el consenso deben ser las líneas de actuación básicas en este nuevo tiempo político, más aún en esta legislatura en la que el PP gobierna en minoría. En una conferencia que pronunció en el club empresarial de la Cámara de Comercio de Sevilla insistió en la idea del «diálogo», porque lo han reclamado los ciudadanos en las dos últimas elecciones, y enfatizó que ha llegado «la hora de dejar la refriega política».

«La modernización de la política en Andalucía pasa por el acuerdo; puede que la confrontación le haya ido bien a los dirigentes de la Junta, pero en nada ha beneficiado a Andalucía», sostuvo.

Las relaciones entre el Gobierno central y el andaluz, cuando en Madrid ha gobernado el PP, nunca han sido buenas. En este arranque legislatura, ambas administraciones se han dado una oportunidad porque «hace falta más diálogo y menos pleitos» y auguró que el consenso puede permitir que la actual etapa sea «la más productiva de la historia». A su juicio, «quien no reme a favor, quien no se sume en favor del consenso y de los acuerdos, no solo se equivocará sino que lo pagará muy caro ante la sociedad».

La función del delegado del Gobierno en Andalucía no es hacer la «oposición a la Junta», pero sí defender las aportaciones del Ejecutivo en la comunidad. Así, lamentó que en los tres años de presidencia de Susana Díaz se han transferido a la Junta de Andalucía 624 millones de euros para políticas de formación para el empleo y se han devuelto 600 millones, lo que ha calificado de «una irresponsabilidad que no pone a la Junta en el mejor sitio».

Sanz no rehuyó asuntos de actualidad y se manifestó sobre la petición de «armonización fiscal» que la Junta llevó el martes a la Conferencia de Presidentes, en protesta por la política impositiva de la Comunidad de Madrid: «El camino no es subir impuestos sino bajarlos», advirtió. Y lanzó una pregunta: «¿Por qué en Andalucía se pagan más impuestos que en ningún otro sitio?».