Siempre Rocío

La Virgen del Rocío, al poco de salir de su ermita, inicia su recorrido procesional
La Virgen del Rocío, al poco de salir de su ermita, inicia su recorrido procesional

Desde que comenzaron a salir las hermandades hacia la aldea, algo había en la mente de los romeros que les decía que éste iba a ser un Rocío especial. Como sucedió con la pasada Semana Santa, el tiempo es el que ha terminado dando las pautas de la celebración. Lo mismo sucedió hasta que la Virgen entró ayer en la ermita pasadas las diez y media de la mañana tras siete horas de procesión. En la memoria de los rocieros no hay recuerdos de un tiempo tan desapacible como el de los últimos días y el lunes por la mañana el termómetro bajó hasta los cinco grados.

A esta frialdad se debe sumar la que los almonteños han pretendido darle a la procesión, ya que ha sido muy distinta a la de años anteriores por distintos motivos. Entre otros, por la celeridad con la que ha sido llevada por su recorrido habitual o el salto a la reja con un «cinturón de seguridad» en el interior de la ermita realizado por los propios almonteños. Todo comenzó a las tres y media de la mañana cuando el simpecado de la hermandad matriz, portado por el hermano mayor y su familia, entró en el templo y se dirigió hasta el altar mayor donde está la Virgen. En ese instante, como suele ser habitual, se desató la locura y los almonteños se hicieron con las andas para iniciar el recorrido. El tránsito por el interior del santuario fue muy rápido, pues el camino estaba libre debido a las medidas de seguridad adoptadas desde que en el año 2011 se le rompió a la virgen un varal durante la procesión. En el momento de llegar a la explanada, se volvieron a vivir las imágenes habituales de éxtasis rociero, como los niños pasando de mano en mano buscando el manto de la Virgen, mientras de fondo se escuchaban los vivas y palmas dedicados a la Reina de las Marismas. Dicha celeridad causó extrañeza y rechazo en un gran número de romeros, pues muchas hermandades no pudieron acercar su simpecado a la Virgen. Hay que recordar que desde hace 20 años, fecha en la que se empezó a retransmitir en directo la salida, la Virgen ha ido saliendo cada vez antes, cuando su hora habitual era al comienzo del alba.

Una vez acabada, las hermandades iniciaron el camino de vuelta, después de un Rocío relativamente tranquilo en el que el Plan Romero realizó un total 1.502 asistencias desde el pasado jueves.