«Somos el centro derecha español, y a mucha honra»

Cospedal marca el camino a los jóvenes populares en Sevilla

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ayer en Sevilla en la clausura del congreso de Nuevas Generaciones

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, marcó ayer el camino a los jóvenes del partido, que se reunieron en Sevilla para aupar al nuevo presidente de Nuevas Generaciones, el vigués Diego Gago. «Somos el centro derecha español, y a mucha honra», dijo ante un auditorio entregado a las puertas de la celebración de los congresos provinciales. En Andalucía, en la mitad de las provincias hay lucha por la presidencia, así que los cónclaves orgánicos se presentan agitados. Con todo, el secretario provincial de Sevilla, Juan Bueno –que pugnará con Virginia Pérez para revalidar la presidencia– fue el que dio la bienvenida a los asistentes. «Nuevas Generaciones no es el futuro, sino el presente», subrayó, al tiempo que remarcó que «es uno de los motores más importantes del PP». Cospedal y Bueno estuvieron arropados por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; y por el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno. Cospedal no quiso dejar pasar la oportunidad para repasar el ideario popular, ahora que comienza una nueva etapa en la organización juvenil que creara hace 40 años Loyola de Palacio. «Defendemos la libertad, la igualdad de oportunidades, la justicia, la dignidad de los derechos, la excelencia, la iniciativa privada y que nadie se quede atrás». Por ello, reclamó a los casi 45.000 jóvenes que integran Nuevas Generaciones a «trabajar por España porque somos un gran país».

Otras organizaciones, por contra, son conocidas «por los líos que montan en las redes sociales, los insultos que profieren cuando realizan determinadas actividades, cuando se dedican a difamar, a hacer creer a la gente que tenemos un mal país, que no merece la pena España, que ser joven significa que no hay que luchar, que todo os lo tienen que dar o que los jóvenes no tenéis que trabajar por vuestro presente y futuro». La dirigente popular aseguró que esos grupos «vienen a darnos lecciones de innovación y modernidad, no ven más allá del primer escalón que tienen y no saben qué es nuestro país». En este punto, instó a los jóvenes de su partido a ir más allá de los análisis y comentarios ligados a las nuevas tecnologías. «Para algunos la vida empieza y termina en las redes sociales», lamentó. Tras apuntar que «nosotros también defendemos las nuevas tecnologías», exigió hacer una política de proximidad, ya que «hay que estar en los pueblos, en las pequeñas ciudades, con los pescadores, los agricultores y ganaderos, en la universidad y facultades y también en las fábricas, industrias y escuelas».

El Congreso de Nuevas Generaciones ha nombrado presidente del colectivo a título póstumo a Miguel Ángel Blanco, el concejal de Ermua asesinado por ETA en 1997. Según Cospedal, «su espíritu está más vivo que nunca», además de «los valores de dignidad y justicia y el derecho a pensar libremente». «Lo saben muy bien todas las víctimas del terrorismo, que Nuevas Generaciones del PP siempre va a defender la dignidad, la justicia y la verdad en el ámbito de la lucha contra el terrorismo».

También pidió que ETA se disuelva «de una vez» y que los terroristas «no intenten contarnos una cosa por otra». «Nosotros siempre vamos a tener claro quién son los asesinos y quiénes los asesinados, quiénes iban con la democracia y en contra de ella. Memoria, dignidad, justicia y verdad», remarcó.

Cospedal tuvo palabras de agradecimiento para la presidenta saliente, Beatriz Jurado, quien tomó la riendas de la organización en 2011. «Han sido años duros de crisis económica, social y política, sacudidos por casos de corrupción que nos avergüenzan a todos». Pero en esa etapa «también comenzamos la recuperación y empezamos a tener esperanza, progreso y confianza». Del nuevo presidente, recordó que es concejal del Ayuntamiento de Vigo, por lo que «sabe lo que es trabajar por sus vecinos». Cospedal destacó esta labor, la del conocimiento directo de los problemas, ya que «sabiendo lo que es trabajar se puede luchar mejor para que otros tengan empleo».