Todo listo para que salga la Virgen del Rocío

La Blanca Paloma recorre su aldea acompañada por más de 800.000 romeros y peregrinos. La Virgen del Rocío visitó todas las casas de hermandad de la aldea en su recorrido.
La Blanca Paloma recorre su aldea acompañada por más de 800.000 romeros y peregrinos. La Virgen del Rocío visitó todas las casas de hermandad de la aldea en su recorrido.

La aldea se prepara para vivir las horas de mayor intensidad y fervor rociero.

La romería del Rocío comenzó ayer oficialmente tras la presentación de la hermandad de Villamanrique de la Condesa, la primera y la más antigua de todas las que peregrinan hasta la aldea. De esta manera, arrancaba a las doce de la mañana la segunda entrada de romeros, la principal novedad introducida en la romería por la hermandad matriz debido al elevado número de corporaciones que se han sumado en los últimos años.

Con Villamanrique ante la Virgen, todos los rocieros saben que sólo faltan horas para que puedan estar frente a frente ante la Reina de las Marismas después de un año de espera y del camino por el coto. En este caso, un durísimo tránsito debido a las bajas temperaturas y el viento que se ha hecho notar desde mitad de la semana. Será de este modo un Rocío de chubasqueros y ponchos, con mucha candela para soportar el frío de la noche. También será recordado por la baja asistencia de romeros respecto a ediciones posteriores. Sólo unos datos dan idea de la cantidad de personas que no han podido hacer el camino, ya que el consumo de agua ha descendido un 30%, el volumen de basura un 20%, la ocupación de los aparcamientos no sobrepasa el 20% de la superficie disponible y el área de acampada está al 38%. Por otra parte, la cifra de asistencias en las infraestructuras sanitarias realizadas desde que se puso en marcha el Plan Romero no llegan a las 400, aunque durante la jornada de hoy se espera que estos registros se incrementen debido a la llegada masiva de personas para asistir a la procesión de la Virgen.

Con todas las hermandades ante la ermita, durante la mañana de hoy se celebrará la tradicional misa de romeros en la que participarán en representación corporativa, uno de los eventos que se suman a los que hasta septiembre entran dentro del Año Jubilar otorgado a la romería por Benedicto XVI, debido a la gran devoción que se respira en el Rocío durante estos días. La otra cita antes de la salida de la Virgen es el rezo del santo rosario, una de las expresiones con más sabor de toda la romería, instituido a finales del siglo XIX, precisamente por la hermandad de Villamanrique de la Condesa y que ha sido asumido como el paso previo a la explosión rociera del salto a la reja. Todas las hermandades se reúnen para el rezo y una vez que terminan, parten hasta la ermita, donde presentan sus respetos a la Blanca Paloma. La noche se llena de rezos, plegarias y avemarías, bajo un cielo en el que únicamente se ven las antorchas rojas que portan los peregrinos, la luz de las velas y el ruido de lo cohetes. Para muchos, es durante esos momentos cuando de verdad se puede apreciar el peso devocional de una romería que se desborda minutos después, cuando los almonteños saltan la reja. Hasta hace unos años, este rosario se hacía de una manera distinta, en procesión, y los simpecados entraban por la puerta principal del templo y salían por una lateral. También se retrasaba la salida de la Virgen, que lo hacía al alba, mientras que en la actualidad sale sobre las tres de la mañana.

Una vez en la calle, según los cálculos de años anteriores, habrá un millón de personas venidas de todos los puntos de la geografía española para rezar a la Blanca Paloma y tratar de alcanzar su paso. La Virgen recorrerá todas las calles de la aldea visitando las casas de hermandad, donde será recibida con cánticos y con plegarias hasta bien entrado el mediodía, cuando vuelva a su templo. Se trata de una procesión en la que no hay un orden establecido ni un itinerario, sólo pequeñas pautas que los almonteños siguen, como el paso obligado ante ciertos lugares de referencia. Cuando la Virgen vuelva a su templo, otro Rocío más habrá pasado y será el momento de que los peregrinos vuelvan a sus casas tras vivir momentos de gran emoción y fervor ante el hecho mariano con mayor tirón popular de occidente que, pese a la crisis, sigue siendo un éxito.