Un buscador de empleo único acabará con los contratos a medida en las agencias públicas en Andalucía

La Junta activará este mes la herramienta digital para igualar las ofertas de trabajo temporal

La Junta activará este mes la herramienta digital para igualar las ofertas de trabajo temporal.

La falta de transparencia siempre ha rodeado a las agencias públicas y demás entes dependientes de la Junta. Hace solo unos años, ni siquiera se conocía cuántas personas componían la plantilla global. Esa información se refleja desde 2018 en los Presupuestos de la comunidad, pero hasta entonces no figuraba en ningún documento público, ni la Junta lo facilitaba aduciendo la complejidad para obtener ese dato. El Informe de Evaluación de Impacto de Género incluido en las cuentas de ese año contemplaba que 23.899 profesionales trabajaban en todas ellas, la inmensa mayoría en las agencias empresariales. Desde entonces, cada año esa cifra se actualiza.

El último proyecto de Presupuestos, presentado la semana pasada por PP y Cs, recoge que esa cifra ha crecido considerablemente: la plantilla «paralela» la integraban casi 26.000 personas el año pasado, suponiendo 1.330 más que en el ejercicio previo. A ellas habría que sumar los trabajadores de las agencias de régimen especial, como son el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (Agapa), que suman 3.495 entre las dos. Cerca de 29.500 trabajadores en total. En los Presupuestos de 2020, sin embargo, está previsto que el gasto presupuestario disminuya, invirtiendo esa tendencia creciente.

La heterogeneidad de los numerosos entes que componen el sector público instrumental –agencias, consorcios y fundaciones– radica en que cada agencia funciona de manera independiente y dispone de un convenio específico, que en muchos casos mejora al de los funcionarios, tanto en sueldos como en condiciones laborales. Sus políticas de contratación son también diferentes. Ese sería el principal escollo para ofrecer una visión conjunta de todo el sector público instrumental, según reconoce a LA RAZÓN Nuria Gómez, secretaria general de Regeneración, Racionalización y Transparencia. «Este buscador forma parte del paquete de herramientas para mejorar el acceso a la información pública de los ciudadanos», detalla Gómez, consciente de que «tiene que conocer cómo se gestiona y se administra su dinero». Reconoce que mucha de esa información ya es pública, pero la dificultad reside en encontrarla porque hay que rastrear la web de cada agencia.

El buscador permitirá «en un vistazo saber qué opciones hay», seleccionando las ofertas en función de la categoría profesional o la titulación, entre otros parámetros que se irán incorporando dentro del Portal de Transparencia de la Junta. Gómez considera que con estos cambios «se abrirán muchos debates que se tendrán que ir abordando poco a poco y que algunos tienen difícil solución». «La gente no sabe que existen desigualdades entre entidades o respecto a los funcionarios, en algunos casos con mejores condiciones -asegura-. La Administración no tiene por qué ocultar eso». Con su puesta en marcha, el nuevo Gobierno «sacará a la luz muchas de las fórmulas que se usaban para contratar por parte de algunas entidades».

La falta de actualización de la bolsa de trabajo, en algunos casos desde 2006, favorecía que únicamente se contrate a las personas que entonces accedieron a esa bolsa, primando unos criterios y experiencia que no se han actualizado desde entonces, según Gómez. «No permitían la incorporación de nuevas personas», asegura la secretaria general, que es consciente de que surgirán conflictos por la comparación entre entidades. En este sentido, reconoce que será «difícil» solucionar temas como la disparidad en los sueldos. «Hay profesionales de una misma categoría que cobran diferente según la agencia en la que trabajen», algo que «no es lógico». «Estamos planteando la foto de lo que hay para intentar homogeneizar lo máximo posible el sector público instrumental, pero no se van a equiparar las retribuciones», advierte. La intención es que todas operen con un procedimiento similar en sus ofertas de empleo temporal.

El nuevo buscador de empleo permitirá además realizar un seguimiento de todo el proceso selectivo, publicando los listados de aspirantes, los diferentes trámites y las resoluciones que se adopten. Para la responsable de Regeneración y Transparencia, es necesario «revisar toda la información que se publicaba para mejorarla. Es verdad que hasta ahora se cumplía la Ley de Transparencia, pero no el objetivo de que fuera entendible por el ciudadano». «Queremos mejorar la información que se publica y que realmente sirva para algo», concluye.

En esa línea, este verano se habilitó el visor de presupuestos, que permite conocer a los andaluces qué cantidades de sus impuestos se destinan a cada ámbito. La mejora de la transparencia continuará con la publicación, a finales de noviembre, de una relación de puestos de trabajo de todas las agencias y empresas públicas, de forma que permita «comparar» las plantillas entre ellas. Esta relación ya existe, según Gómez, «pero en realidad no te permite comparar una entidad con otra porque las categorías profesionales tienen una denominación diferente». Por ello, «se va a elaborar un inventario de puestos de trabajo por cada una de las entidades con perfiles más o menos homogéneos».