Una deuda por el valor de una red de metro

Los grandes morosos de la comunidad tienen pendiente casi 2.500 millones de euros con Hacienda, una cantidad que duplica lo presupuestado por la Junta de Andalucía para inversiones reales en 2016

Rafael Gómez, alias Sandokán, encabeza el listado en la región
Rafael Gómez, alias Sandokán, encabeza el listado en la región

Los grandes morosos de la comunidad tienen pendiente casi 2.500 millones de euros con Hacienda, una cantidad que duplica lo presupuestado por la Junta de Andalucía para inversiones reales en 2016

España es el séptimo miembro de la eurozona que menos recaudó en 2014. Los medios que el país destina se sitúan a la cola de la OCDE. Según los técnicos de Hacienda, «Francia, con un 41% más de población, tiene cuatro veces más funcionarios dedicados a recaudar». España tiene un inspector de Hacienda por cada 1.958 habitantes; Francia, uno por cada 942; Holanda, por cada 722; y Alemania, por cada 720 habitantes. Con todo, lo ingresos contra el fraude crecieron el pasado año un 20%. Lo dijo la Abogacía del Estado en el juicio del «caso Nóos», «Hacienda somos todos» es un eslogan. La lista de defraudadores del ministro Montoro así lo corrobora. Andalucía no es una excepción. Empresas del sector inmobiliario y la construcción lideran el listado. Hay 36 cargas que superan los 10 millones y acumulan más de 850 millones pendientes. En la lista radica Prasa, la tercera más deudora del país, con casi 102 millones. La Universidad de Granada, dos equipos de fútbol, Recre y Xerez, Victorio y Lucchino, GEA 21 y Novasoft también destacan. Hay 810 personas jurídicas con deudas o sanciones pendientes con Hacienda. Los grandes morosos andaluces suman una deuda con Hacienda de 2.480 millones. La Junta, en sus actuales presupuestos, sólo contempla la recuperación de 153 millones defraudados.

Los casi 2.500 millones que deben los grandes morosos andaluces de la primera lista de Montoro darían para cubrir los 600 millones que la Junta ha recortado en Educación en los últimos cuatro años –según estudios de UGT– más los casi 500 que debe a las universidades y sobrarían 1.400 millones. Con 2.500 millones prácticamente se cubriría el pasivo financiero establecido en el Presupuesto andaluz este ejercicio; sobrarían 200 millones para transferencias de capital; y daría para multiplicar por dos los 1.189 millones para inversiones reales. Con 400 millones más, la Junta cubriría el gasto corriente establecido. Según la Cámara de Cuentas, la construcción de la línea 1 del metro de Sevilla costó 730 millones. La deuda de los grandes morosos da para 3,4 líneas, completando prácticamente la red completa pendiente en la capital andaluza, cuyo primer proyecto data de 1974.

Sevilla (218) y Málaga (207) son las provincias andaluzas con más deudores. La provincia malagueña lidera el ranking por total de deuda: 828 millones. En Sevilla, se deben 628 millones. Les sigue Córdoba (525 millones entre 76 empresas); Cádiz (304 millones, 81 entidades); Almería, 224 millones, 84 morosos; Granada, 200 millones, 86 deudores; Huelva, 90,5 millones, 40 sociedades; y Jaén, 38 millones y 19 entidades.

En la lista de Montoro aparecen 150 empresas con sede en Sevilla con deudas superiores al millón. La firma Victorio y Lucchino suma 2,6 millones. Astilleros, 7,8. En Jaén, José María P. C. es el titular a quien más dinero reclama Hacienda: más de 4,7 millones. A su nombre consta la sociedad GT Inversa, dedicada al comercio y alquiler de vehículos, construcción de remolques y comercio con maquinarias. En el listado de grandes morosos de la Agencia Tributaria aparece otra treintena de empresas y empresarios jiennenses. Se les reclama 57 millones. Al menos cuatro sociedades del listado –Oleonostrum, Oleosur Import-Export, Refinería Agrícola Española y Exportaciones Industriales Oleícolas– suman una deuda de alrededor de 10 millones y están vinculadas a Enrique Fuentes, relacionado con el «caso Iniosa» o un fraude aceitero por el que ha sido condenado.

En Granada llama la atención la aparición en la «lista Montoro» de la Universidad, aunque está al día con Hacienda desde final de año. La Universidad de Granada abonó los 5,8 millones que debía del pago del IRPF y la Seguridad Social de sus trabajadores. En julio de 2015, la Junta debía a la Universidad de Granada más de 169 millones, la mayor deuda de la Administración con los entes académicos andaluces. Ávila Rojas, Dhul o Ron Montero también aparece en el listado.

El empresario cordobés y ex concejal Rafael Gómez, alias Sandokán, condenado en el «caso Malaya», figura a la cabeza de los defraudadores de Córdoba, Andalucía y España. En concreto, pasa por el tercero más moroso de España. Entre cinco de sus empresas, adeuda más de 192 millones. La constructora Prasa, con sede social en Córdoba, es el segundo mayor deudor andaluz, con una deuda de 101,81 millones. Urende tiene una deuda fiscal de 5,8 millones.

En Huelva, una veintena de empresas figuran en la lista de deudores, así como 345 personas físicas con una deuda conjunta de más de 700 millones. Destaca el Recreativo de Huelva, con una deuda de 11 millones. Le sigue Beturia Inversiones, empresa de promoción de suelo, con una deuda de 3,1 millones. Punta Mar tiene un pasivo de más de 2,4 millones.

Hacienda exige más de 530 millones a empresas morosas de Málaga. A la cabeza, las constructoras que se hundieron con el crack del ladrillo como Aifos, Evemarina o Procusan. Isofotón, Euralex, Construcciones Salamanca y Novasoft también deben más de un millón. El grupo Promotores y Consultores Ziur, de Málaga, suma una deuda de 47,3 millones. El Grupo Vera, de Málaga, debe 20,3 millones. Obascampo, de Almería, 14,8 millones. En Almería, casi 80 «grandes morosos» suman una deuda de 206 millones.

En Cádiz, los Ruiz-Mateos están a la cabeza entre los morosos, con trece millones. El Xerez Deportivo suma más de 10 millones. Más de la mitad corresponde a empresas inmobiliarias en proceso concursal o en liquidación. Bodegas 501 de El Puerto de Santa María (Cádiz), 20,3 millones.

Por su parte, también en la comunidad Byblos andaluz adeuda 11 millones; Promociones Nazarenas Laureano, 8,6 millones; Biodiésel de Andalucía 2004, 9,4 millones; MRF Cartuja, 7,8 millones; Inmobiliaria Ávila Rojas, 7,3 millones, y Ávila Rojas Construcciones, 4,5 millones.