Política

Una misión europea evaluará los peligros del gasoducto de Doñana

Los eurodiputados mantendrán, entre el miércoles y el viernes, reuniones sobre el proyecto en Huelva, Sevilla y Madrid

La plataforma Salvemos Doñana se ha mostrado siempre en contra del almacén de gas / Foto: LA RAZÓN
La plataforma Salvemos Doñana se ha mostrado siempre en contra del almacén de gas / Foto: LA RAZÓN

Los eurodiputados mantendrán, entre el miércoles y el viernes, reuniones sobre el proyecto en Huelva, Sevilla y Madrid

Una misión del Parlamento Europeo va a girar una visita a partir de mañana al Espacio Natural de Doñana para conocer de primera mano el proyecto de almacenamiento de gas que pretende ejecutar en la zona Gas Natural y otras amenazas, para lo que se reunirán con agentes sociales y representantes políticos.

Concretamente, la agenda que el grupo de eurodiputados del Parlamento Europeo, va a desarrollar en Huelva, Sevilla y en Madrid entre el 19 y el 21 de septiembre, según se ha informado desde Izquierda Unida de Andalucía, formación que ha impulsado, con su acción en Europa, el desarrollo de esta visita.

La misión del Parlamento Europeo comenzará su visita reuniéndose con los peticionarios, entre los que está el coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo; para posteriormente, hacer lo propio con el portavoz de Salvemos Doñana, Juan Romero, y con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, que ya compareció en su día en Bruselas.

Completarán su agenda en Huelva con encuentros con representantes de instituciones públicas y con visitas sobre el terreno en los emplazamientos amenazados por el proyecto de Gas Natural, ubicados en Doñana y su entorno. La visita terminará el viernes, 21 de septiembre, con encuentros de los europarlamentarios con representantes del Ministerio para la Transición Ecológica que tendrán lugar en Madrid.

Tanto desde IU, como desde la Junta de Andalucía así como distintos colectivos sociales y conservacionistas se ha mostrado la esperanza de que esta visita sirva para que se rechace definitivamente la ejecución de este proyecto.

Hay que recordar que el mismo está dividido en cuatro subpartes, teniendo, en estos momentos Gas Natural autorización para ejecutar una de ellas, la de Marismas Occidental; el resto no han recibido el visto bueno por parte de la Administración autonómica por sus afecciones al Espacio Natural.

La principal petición de todos los que rechazan el proyecto es que se haga una evaluación de impacto ambiental del mismo en su conjunto, y no para cada una de las partes, como ocurre en la actualidad.

Por otra parte, también podrán conocer el estado del acuífero y el desarrollo de la agricultura en torno al espacio natural; en concreto WWF, ya ha informado de que les hará llegar cómo sigue aumentando la superficie de regadío tanto “legal como ilegal” y el número de balsas de riego, por lo que entiende que las administraciones han de tomar medidas “más contundentes” que las llevadas a cabo hasta ahora.