Una sociedad pública cobró en 2011 más de un millón de euros en comisiones

La ingeniería empresarial de la Junta provoca el sobrecoste en Soprea

Antonio Valverde, director general de IDEA y Administrador Único de Soprea
Antonio Valverde, director general de IDEA y Administrador Único de Soprea

La Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (Soprea) ingresa sustanciosas comisiones por la gestión de los fondos de los que se ocupa. Sólo por los préstamos de los fondos europeos Jeremie y del Fondo de Apoyo al Desarrollo empresarial recibió más de un millón de euros en 2011, según recoge la última memoria publicada de la entidad. Es la ingeniería empresarial del Ejecutivo andaluz la que produce el sobrecoste. La Consejería de Economía, Empleo e Innovación externaliza a través de un ente instrumental como la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) la gestión de estos fondos e IDEA, a su vez, delega competencias en otro ente secundario, Soprea.

Los fondos reembolsables para el apoyo a empresas suponen una de las principales actividades de Soprea. En febrero de 2009 la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía y la Dirección de Fondos Europeos de la Consejería de Economía y Hacienda suscribieron el acuerdo de financiación del instrumento de ingeniería financiera Jeremie, previsto en el programa Feder 2007-2013. Las dos grandes líneas de actuación eran y siguen siendo, por una parte, el programa de capital riesgo, con una dotación de 50 millones de euros para participaciones en empresas, del que se ocupó la sociedad también dependiente de IDEA Invercaria, actualmente incursa en un proceso judicial por presunta malversación de caudales públicas. De otro lado, el Fondo Multiinstrumento, que acabó recayendo en Soprea, estaba dotado con 185 millones de euros y el objetivo es la ayuda a empresas a través de préstamos, otorgamiento de garantías, préstamos participativos o toma de participaciones minoritarias y temporales en capital social.

Soprea aprobó en 2011 quince operaciones de préstamos y avales del Fondo Jeremie por un importe de 20.927.500 euros. De este montante, formalizó finalmente proyectos por valor de 11.962.500 euros. «El importe total ingresado durante el ejercicio 2011 por concepto de comisión de gestión y de éxito en el Fondo Jeremie ascendió a 725.580 euros», recoge la mencionada memoria.

La Sociedad para la Reconversión Industrial de Andalucía se ocupa también de la gestión de préstamos a través de otros fondos: el Fondo de Apoyo al Desarrollo Empresarial, el Fondo de Economía Sostenible para Andalucía, el Fondo para el Impulso de Energías Renovables, el Fondo de Espacios Productivos, el de Internacionalización y el de apoyo a las Industrias Culturales. En todos estos casos, al igual que con Jeremie, la agencia IDEA podía desarrollar la gestión directamente a través de sus departamentos administrativos o bien mediante delegación parcial o total de sus funciones en entidades participadas al cien por cien directa o indirectamente. Se escogió la segunda opción y Soprea quedó como órgano intermediario.

Así las cosas, del Fondo de Apoyo Empresarial, Soprea aprobó 29 préstamos que se elevaron a 89.921.185 euros, de los que se desembolsaron 28.574.286 euros. El pago por «comisión de estudio ascendió a 283.026 euros, mientras que el importe total ingresado por concepto de comisión de gestión ascendió a 472.962 euros».

El Fondo de Economía Sostenible se tradujo en 2011 en 21 préstamos cifrados en 3.045.465 euros, de los que fueron desembolsados finalmente 2.800.465 euros. «El importe total ingresado por concepto de comisión de estudio ascendió a 50.327 euros, mientras que el importe total ingresado por concepto de comisión de gestión ascendió a 34.816 euros».

Las comisiones que se embolsó Soprea por la gestión del Fondo para el Impulso de las Energías Renovables fueron muy inferiores: 1.877 euros. Superior fue la comisión por el Fondo de Espacios Productivos, del que Soprea aprobó préstamos que superaron los diez millones de euros. En total 80.800 euros. Del Fondo de Internacionalización y del Apoyo a las Industrias Culturales no aparece reseñada, sin embargo, ninguna comisión.

No hay que perder de vista el informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía sobre la Agencia Andaluza del Agua y la gestión de las infraestructuras hidráulicas entre 2005 y 2009. El ente fiscalizador censuraba un engranaje empresarial muy parecido al que opera con la Consejería de Innovación, la agencia IDEA y Soprea. En este caso, la Agencia Andaluza del Agua encomendaba obras a la extinta agencia Egmasa, que, como intermediario de la operación, facturaba a la agencia «unos gastos generales correspondientes al 3,5 por ciento del importe de la ejecución de cada obra». Un porcentaje que se elevaba hasta el seis por ciento para las «actuaciones declaradas de emergencia». Las empresas públicas le cuestan a la Junta en subvenciones y transferencias más de 3.000 millones, como recogen los Presupuestos de 2013.