Casi 700 personas en riesgo de exclusión lograron un trabajo gracias a Cruz Roja

Acuerdo de la oenegé con la patronal para la integración laboral de este colectivo

José Varela, presidente de Cruz Roja en Castilla y León, y Santiago Aparicio, de Cecale, firman el acuerdo
José Varela, presidente de Cruz Roja en Castilla y León, y Santiago Aparicio, de Cecale, firman el acuerdo

Cerca de setecientas personas en riesgo de exclusión social encontraron un trabajo con el que pudieron rehacer su vida en 2011 gracias al Proyecto «Oportunia» de Cruz Roja en Castilla y León, según datos facilitados por esta oenegé. Se trata del 26 por ciento de las 2.604 personas (1.587 mujeres y 1.017 hombres) con problemas que se acercaron hasta Cruz Roja a lo largo de ese año para pedir su ayuda en materia laboral.

Un importante plan de empleo dirigido a los colectivos más vulnerables de la sociedad, como son los inmigrantes, las mujeres, los jóvenes y las personas con discapacidad, que en sus once años de existencia ha conseguido que 7.241 personas que no tenían nada ni siquiera expectativas de futuro hayan logrado un puesto de trabajo con el que han conseguido reengancharse a la sociedad. De todas ellas, casi siete mil encontraron un empleo por cuenta ajena en una empresa, mientras que alrededor de 350 se decantaron por montar su propia compañía. Once años en los que, además, Cruz Roja Castilla y León ha atendido a 17.101 personas, de las que un total de 16.308 recibieron una orientación profesional y más de ocho mil asistieron a cursos de formación en un oficio con el que ganarse la vida.

Una sociedad más justa

«Hacer una sociedad más justa y más coherente en la que la gente pueda vivir mejor es cosa de todos». Son palabras del presidente de Cruz Roja en Castilla y León, José Varela, ayer en Valladolid, después de firmar con la patronal castellano y leonesa Cecale un acuerdo de colaboración por el que ambas entidades trabajarán juntas para integrar en el mercado laboral a las personas desfavorecidas, y especialmente a las víctimas de una crisis económica prolongada y cuyos efectos se hacen sentir en todos los sectores. Varela tiene claro que la falta de empleo es el principal factor que incide en la exclusión social, y por este motivo llama a las empresas a que sean socialmente responsables, y a los empresarios que no rechacen a estas personas por los prejuicios y estereotipos que tienen y apuesten por ellas y les traten igual que a las demás.

Por su parte, el presidente de los empresarios de Castilla y León, Santiago Aparicio, recogía el guante y se comprometía a cumplir con la estrategia para el empleo y la formación profesional que firmaban en el marco del Diálogo Social con la Junta de Castilla y León y los sindicatos para la integración laboral de los colectivos más desfavorecidos.

Respecto al convenio alcanzado ayer entre Cecale y Cruz Roja, tiene como objetivos dar a conocer las potencialidades de estas personas a la sociedad y la necesidad de que sean incorporadas a la sociedad y al mercado laboral, y reconocer a las empresas que hacen el esfuerzo de contribuir a esta inclusión laboral. En virtud de este acuerdo, Cecale difundirá entre los empresarios una guía de buenas experiencias en la integración laboral y extenderá la idea de que la diversidad es un valor para las empresas, además de propiciar la relación de los empresarios con las personas con mayores dificultades de integración.

También se editará un folleto informativo y se organizarán mesas de trabajo.