Casi un centenar de menores esperan una familia de acogida en la Comunidad

La Consejería de Familia e Igualdad tutela en la actualidad a cerca de 1.200 niños

Un joven senegalés con una familia de acogida
Un joven senegalés con una familia de acogida

Entre 80 y 90 menores de Castilla y León esperan una familia de acogida dentro del programa de acogimiento familiar que gestionan Cruz Roja y el Gobierno autonómico. Así lo han dado a conocer el gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, Jesús Fuertes, y la responsable del programa de Cruz Roja Adriana Díaz durante el acto de celebración de los 23 años del proyecto en el que han participado «miles» de niños, según el gerente, informa Efe.

De los cerca de 90 menores que esperan ser acogidos por una familia, 50 cuentan con características especiales bien por su situación personal, por la edad o por alguna dificultad especial.

Fuertes ha explicado que el acogimiento familiar es un recurso de protección a la infancia que se creó en 1987 junto a Cruz Roja para los menores que no podían ser atendidos en su entorno familiar biológico y necesitaban una familia alternativa.

El gerente ha detallado que en la actualidad la Administración autonómica tutela a unos 1.200 niños, de los que cerca de dos tercios participan en los programas de acogimiento familiar, bien en el régimen extensivo, cuando son acogidos por personas con las que tienen un vínculo biológico, o ajeno, cuando se integran en núcleos familiares con los que no tienen ninguna relación.

El representante de la Consejería de Familia ha indicado que el programa de acogimiento familiar no es similar a la adopción, puesto que el objetivo es que los menores puedan volver con su familia biológica.

En ese sentido, ha señalado que es necesario buscar la familia adecuada para cada niño y ha asegurado que no se ha establecido un «prototipo» de núcleo familiar modelo, ya que las necesidades de cada menor son diferentes.

«Tienen que contar con características emocionales y físicas adecuadas, un tiempo para formación, los medios para cubrir las necesidades básicas, habilidades para acoger y una actitud positiva hacia la familia biológica», ha detallado sobre los requerimientos que la Administración hace a los participantes que buscan acoger a un menor.

El gerente ha animado a las familias que desean formar parte del proyecto a participar porque recibirán instrucciones adecuadas, así como acompañamiento por parte de Cruz Roja y del Gobierno autonómico a lo largo del acogimiento.