Castilla y León estrenará treinta kilómetros de autovías y accesos urbanos en 2019

Una parte de ellos hará avanzar la A-11 en Soria y otra conectará Portugal a través de Salamanca

El ministro Ábalos inaugura junto al consejero Suárez-Quiñones, Virginia Barcones y Francisco Izquierdo, el tramo de la A-60 entre Santas Martas y Puente Villarente
El ministro Ábalos inaugura junto al consejero Suárez-Quiñones, Virginia Barcones y Francisco Izquierdo, el tramo de la A-60 entre Santas Martas y Puente Villarente

Castilla y León estrenará este 2019 que empieza mañana una treintena de kilómetros de autovías y de accesos urbanos, a pesar de que el año arranca sin Presupuestos Generales del Estado y en mayo hay previstas unas elecciones autonómicas, municipales y europeas, y está por ver si también unas generales para elegir presidente del Gobierno.

El Ministerio de Fomento que dirige el socialista José Luis Ábalos prevé una inversión en nuestra Comunidad durante este próximo año de alrededor de 100 millones de euros permitirá incrementar la red viaria en Soria, Segovia y Salamanca.

Su idea es poner en servicio unos 15 kilómetros de la Autovía del Duero (A-11) en Soria, así como la duplicación de la circunvalación de Segovia. También está prevista que se remate la conexión con Portugal a través de la Autovía de Castilla (A-62) en Salamanca, informa Ical. La sequía de inauguraciones podría llegar a su fin en 2019. Para este ejercicio, si no surgen modificados o el clima frena el avance de los trabajos, se pondrán en servicio el tramo entre la Variante de El Burgo de Osma y Santiuste, en Soria, de la Autovía del Duero. Se trata de 8,4 kilómetros cuyo coste total se estimó en los 33,4 millones de euros, ejecutado ya en un 90 por ciento. En estos momentos se está terminando de extender ya la segunda capa que es la previa a la de rodadura, que necesita tiempo estable, ausencia de lluvias y temperaturas suaves. El otro tramo soriano de la A-11 que se finalizará es el de La Mallona-Venta Nueva, que se encuentra también va bastante avanzado, tras superar en otoño un escollo por un modificado. De seis kilómetros, podría abrirse al tráfico, según Ábalos, antes del verano puesto que los trabajos están ejecutados en torno al 75 por ciento. Por otra parte, Fomento prevé que continúen los trabajos en el resto de tramos sorianos. El más avanzado es el de San Esteban-Langa de Duero, que se encuentra al 51 por ciento de ejecución, seguido del de Venta Nueva-Santiuste, que se encuentra al 41 por ciento, y el de El Burgo de Osma-San Esteban de Gormaz, que está al 23 por ciento.

También se encuentra «muy avanzada» la construcción del tramo entre Fuentes de Oñoro (Salamanca) y la frontera portuguesa, donde la A-62 conectará con la IP-5. En este caso, su apertura está sujeta al ritmo que presenten los trabajos en la parte lusa. Además, la XXI Cumbre Hispano-Lusa acordó en Valladolid dar un impulso a las conexiones por autovía entre los dos países.

La conexión por autovía entre la A-25 portuguesa y la A-62 estará en funcionamiento dentro de dos años y medio. La adjudicación se firmó en noviembre por valor de 15 millones, con un plazo de conclusión de 450 días, por lo que la vía estará operativa en el segundo trimestre de 2020.

Acaba un 2018 escaso en aperturas de tramos

El año que termina no se recordará enla historia como uno de los más fructíferos en cuanto a inauguraciones de tramos de autovías en la Comunidad. Y es que durante este 2018 apenas se pusieron en servicio 20,3 kilómetros correspondientes al subtramo Santas Martas-Puente Villarente de la A-60, en la provincia de León -en la imagen-, que une las ciudades de Valladolid y León tras invertirse casi 96 millones de euros.