Política

Clemente propone garantizar los Derechos Humanos para Venezuela

La presidenta de las Cortes destaca también «los valores positivos que aportan los inmigrantes»

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, saluda a una participante en la recepción a los inmigrantes y refugiados que residen en la Comunidad
La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, saluda a una participante en la recepción a los inmigrantes y refugiados que residen en la Comunidad

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, defendió la necesidad de garantizar para el pueblo venezolano el respeto a los Derechos Humanos y la ayuda humanitaria que requiere, a la vez que expresó la solidaridad con quienes sufren en aquel país.

Así lo dijo durante su discurso en el acto de clausura de la recepción a los inmigrantes y refugiados que residen en la Comunidad bajo el paraguas de la iniciativa «Castilla y Léon, tierra de acogida», donde la situación que se vive en Venezuela tuvo un gran protagonismo.

Con todo ello, Clemente destacó el «valor positivo» que la inmigración supone para la sociedad de la Región que «ha sabido comprender esta nueva realidad social desde la solidaridad y la integración», donde hace una aportación especial «al crecimiento y al desarrollo social y económico de la Comunidad».

De la misma forma, la presidenta de las Cortes apostó por continuar trabajando desde las administraciones para favorecer la integración social, laboral y cultural de los inmigrantes en la sociedad, y reclamó a la Unión Europea un mayor «protagonismo y participación» de las regiones europeas en la definición y aplicación de la Agencia Europea de Migración. «Es necesario mejorar el conocimiento de la realidad migratoria y potenciar los valores positivos que aportan los inmigrantes a la sociedad», declaró Clemente.

Previamente a la lectura del manifiesto por parte de un grupo de inmigrantes de diferentes países que trasladaron sus principales necesidades y peticiones, en el Hemiciclo se proyectó un vídeo del presentador y escritor venezolano, Boris Izaguirre, quien llamó a la integración de los inmigrantes porque estimó que se trata de «uno de los mejores ejercicios posibles».

Otros venezolanos que relataron sus experiencias fueron Doni Dagson Rivero y Mariángela Calderón, que tuvieron que abandonar su país por formar parte de movimientos que les supusieron amenazas para su integridad.

Finalmente, los participantes en el encuentro defendieron que la población inmigrante aporta «juventud, vitalidad, experiencia, futuro o conocimiento», aunque lamentaron que en los últimos tiempos se hayan observado algunas campañas «con una clara tendencia xenófoba».