Crece el número de castellanos y leoneses que pasan necesidad por la actual crisis

Rosa Hernández, Jesús García, Milagros Marcos, Godofredo García y José ignacio de Luis en el Foro Schola

Pese a los síntomas de recuperación económica del que comienzan a hablar varios indicadores, lo cierto es que tres de los grupos de acción social de Castilla y León como son Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos, alertan de que cada vez son más los ciudadanos que acuden a estos organimos en busca de ayuda humanitaria.

Momentos antes de participar en un foro organizado por la Fundación Schola, el vicepresidente de Cruz Roja en la Comunidad, José Ignacio de Luis Páez, señalaba que han tenido que prorrogar el programa 'Ahora más que nunca' hasta el año 2015, cuando finalizaba en el actual y que fueron 20.500 las personas atendidas el pasado año. «Ahora hablamos de 'pobreza energética', gente que no puede hacer frente a los gastos de luz, agua y calefacción», señalaba De Luis, quien indicaba que se han tenido que duplicar el presupuesto previsto de 360.000 euros a finales del mes de mayo.

En Cáritas, su secretario general, Jesús García, habla de un agravamiento y un empeoramiento progresivo de la situación y que son más de 100.000 personas las atendidas hasta la fecha. «El perfil ha cambiado, ahora son familias normales, sin marginalidad que cuentan con una carencia brutal de recursos económicos y tienen que sobrevivir con 200 ó 300 euros mensuales», indica.

Por su parte, Godofredo García, presidente del Banco de Alimentos regional, alertó que son más de 100.000 personas (30.000 familias) las que recurren a ellos,pero que también «afortunadamente» crece la generosidad de empresas y particulares. García también relataba que son los tutores en los colegios los que se dan cuenta de los problemas de malnutrición que sufren algunas familias.

El foro contó con la presencia de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, quien insistía en que la acción social es ahora «más necesaria que nunca». Marcos aprovechó la ocasión para anunciar que el servicio 012 ha gestionado 1.100 solicitudes urgentes respecto a la Red de Alimentos y la misma cantidad para la prevención integral de desahucios y que se han cerrado 480 casos de familias que se encontraban en proceso de desalojo de su vivienda.